SECCIONES DENoticias

Hawái: Volcán Kilauea comienza a lanzar "rocas balísticas"

Azteca América Azteca América

17 de mayo de 2018, 07:00 hrs

Volcán y hawái

Volcán  Kilauea, en Hawaii podría comenzar el período de erupciones violentas. Imagen: Reuters

La erupción del volcán Kilauea, en Hawái, sigue aumentando su intensidad.  Actualmente destruye "bloques balísticos" del tamaño de aparatos de cocina. 

Según información de un artículo de BBC News, las autoridades han advertido que la situación podría empeorar. Y es que desde hace dos semanas que Kilauea entró en erupción ha provocado (con la lava) la destrucción de  docenas de casas y ha obligado a docenas de personas a evacuar la zona. 

De hecho, una columna de cenizas que se elevó hasta dos millas (más de 3,000 metros) indujo a las autoridades a advertir a los pilotos que eviten el área. Asimismo, ha ocasionado temblores de una magnitud de hasta 4.4, mismos que han sembrado el pánico en Hawái. 

El piso de la caldera del volcán (el cuenco donde la lava entra en erupción) se está desinflando, causando estrés en la base del volcán.

Esa es la causa de terremotos y nuevas fisuras para abrirse en el suelo, y crear el riesgo de nuevas erupciones altamente explosivas a vapor cuando el magma se encuentra con el agua subterránea.

Según el citado portal, la pluma de ceniza puede ser vista desde la Estación Espacial Internacional. 

Asimismo, según un artículo publicado por Business Insider, las erupciones volcánicas en curso desde Hawái han sido tan masivas que los astronautas pueden verlas desde el espacio, y las imágenes son increíbles. 

Alerta roja en Hawái por Kilauea: "Gran erupción, inminente"


Ricky Arnold y AJ Feustel, astronautas estadounidenses destacados en la Estación Espacial Internacional, publicaron dramáticas fotos en Twitter de la nube de cenizas que emergía del volcán Kilauea hacia el este de la Isla Grande.

"Es fácil ver la actividad en el volcán Kilauea de Hawái desde la Estación Espacial Internacional. Esperamos que los que estén cerca de la erupción puedan mantenerse fuera de peligro", escribió Feustal. 

Asimismo, el Observatorio de Volcanes Hawaianos del Servicio Geológico de los Estados Unidos informó que se han encontrado cantos rodados de hasta 2 pies (60 cm) a unos cientos de yardas del cráter.

"Durante las explosiones impulsadas por vapor, los bloqueos balísticos de hasta 2 metros (yardas) de ancho podrían arrojarse en todas las direcciones a una distancia de 1 km (0,6 millas) o más", informó el Observatorio de Volcanes Hawaianos del Servicio Geológico de los Estados Unidos

"Estos bloques podrían pesar unos pocos kilogramos (libras) hasta varias toneladas. Las rocas más pequeñas (del tamaño de una piedra) podrían enviarse varios kilómetros ... principalmente en dirección del viento".  

Volcan y vista aérea

Vista aérea que muestra una columna de humo sobre el volcán Kilauea en Hawái. 16 de mayo de 2018. Imagen: EFE

La lava, los terremotos y los proyectiles no son las únicas preocupaciones de los isleños. Se halla la contaminación del aire volcánico, pues éste contiene dióxido de azufre que puede causar problemas respiratorios e irritar los ojos. 

De igual forma, el área ya está cubierta de cenizas volcánicas, pero las autoridades dicen que esto podría empeorar, lo que representa un riesgo para la salud humana y animal, la agricultura y el suministro de agua y energía.

Otro problema fuerte son los enlaces de transporte interrumpidos. Se ha emitido un código de “aviación roja”, es decir, una advertencia a los pilotos para evitar la nube de cenizas potencialmente dañina. Hawái es uno de los centros de población más aislados del mundo. 

Cabe señalar que la lava y la roca fundida que estalló en las fisuras del volcán también ha destruido al menos 26 viviendas y otros cuatro edificios durante el fin de semana, obligando a 1,700 personas a evacuar.

El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) emitió el martes una "alerta roja", lo que significa que una erupción volcánica importante es inminente o está en curso, y que las nubes de ceniza podrían afectar el tráfico aéreo. 

La pesadilla continúa en Hawái tras erupción del Kilauea