SECCIONES DENoticias

"¡No merecen comida estadounidense!", jóvenes musulmanes fueron atacados afuera de un McDonalds en Florida

Azteca América Azteca América

25 de mayo de 2018, 17:39 hrs

hombre agrede a cinco jovenes musulmanes

John Jay Smith, estaba hablando por teléfono, pero una vez que colgó, tenía una pregunta para los cinco chicos. "¿Son estadounidenses? Imagen McDonalds: Depositphotos

En la madrugada del miércoles, cinco jóvenes estaban comiendo unas hamburguesas en el estacionamiento de McDonalds en Saint Augustine, Florida, cuando se percataron que un hombre los miraba fijamente desde su camioneta, entonces le llamaron a al policía.

El hombre, John Jay Smith, estaba hablando por teléfono, pero una vez que colgó, tenía algo que decirles a los cinco chicos. "¿Son estadounidenses?", les preguntó, según el informe de arresto de la Oficina del Sheriff del condado de St. Johns.

No eran chicos estadounidenses. Eran estudiantes de intercambio, venían de Egipto, todos entre las edades de 19 y 23 años, dijo Omar Abdelmoaty  a The Washington Post. 

Pero no le respondieron a Smith. "La verdad es que ni siquiera lo miramos", dijo Abdelmoaty, de 23 años. "No respondimos. No dijimos nada. Y luego nos dijo algunas cosas. … ¿Realmente quieres saber?"

Según el informe del arresto, Smith mostró su navaja de bolsillo, abriéndola y cerrándola, y luego gritó: "¡Vete  de mi  p...to país!"  y "¡No merecen comida estadounidense!".

Acusan de crimen de odio a agresores de pareja gay en Miami Beach

"En este punto, pensamos que íbamos a morir", dijo Abdelmoaty . 

"Dijimos, 'Está bien, señor, nos vamos'", relató en una declaración jurada Mohamed Galal, de 20 años.

Pero según Smith los chicos no se iban a la velocidad que él hubiera querido entonces tomo una pistola paralizante de su camión para "hacerlo más rápido", como él dijo, de acuerdo con la declaración jurada.

"A mi llegada", escribió la oficial Kristin Pamies en su informe, "me puse en contacto con John Smith. John tenía olor a alcohol y estaba arrastrando las palabras. John hizo declaraciones en donde decía que el era un ciudadano estadounidense y que los muchachos estaban haciendo mucho alboroto y que uno había sacado un arma.

No se recuperó ningún arma del los autos de los chicos, y en su declaración formal grabada a la policía, Smith no volvió a mencionar un arma, señaló Pamies. 

Una vez en la parte trasera de la patrulla, un oficial informó que Smith pronunció "espontáneamente" que "mataron a mi hijo". Su hijo, dijo, era un infante de marina que murió en combate en Afganistán.

Smith fue arrestado bajo los cargos de asalto agravado con un arma mortal, robo  y allanamiento, le pusieron una multa de 8,500 dólares.

Hombre enloquece cuando escucha a unas personas hablar en español en restaurante

La policía puso "crimen de odio" en el informe, señalando que las "declaraciones hechas por el acusado a las víctimas mostraron que él solo cometió los actos debido a la religión de la víctimas", pero no está claro si los fiscales le acusarán formalmente con este cargo  en la corte.

Abdelmoaty dijo a The Washington Post que él y sus amigos no han dormido desde el ataque, que han estado tratando de volver a estudiar, pero que este incidente los ha consumido, por lo que es difícil incluso salir  para continuar con su vida. "Tenemos miedo".

"No lo odiamos por lo que hizo", dijo. "Simplemente estamos tristes". En el informe policial, los agentes observaron que la evidencia en el lugar confirmó la versión de los cinco muchachos.

El gerente de McDonald's le dijo a la policía que vio a Smith salir de su camión con una pistola paralizante y amenazar a los jóvenes a través de las ventanillas del automóvil. Las hamburguesas, las papas fritas y los batidos estaban esparcidos en el estacionamiento.