SECCIONES DENoticias

Administración Trump despojará de su ciudadanía a quienes hayan cometido fraude

Azteca América Azteca América

13 de junio de 2018, 17:34 hrs

inmigrantes en estados unidos

Después de ser detenidos y liberados por la policía, los inmigrantes indocumentados esperan ayuda con para viajar a otros lugares en Estados Unidos en el centro de asistencia de las Caridades Católicas en McAllen, Texas, EEUU, 6 de abril de 2018. Imagen: Reuters

Una nueva oficina de la Agencia de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) ubicada en Los Ángeles será donde se lleven a cabo trámites de “desnaturalización” a personas que hayan cometido fraude, confirmaron portavoces de la agencia.

La agencia del gobierno de los Estados Unidos que supervisa las solicitudes de inmigración está creando una unidad que se centrará en identificar a los estadounidenses sospechosos de hacer trampa para obtener su ciudadanía y tratar de despojarlos de ella.

El director de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, L. Francis Cissna, dijo en una entrevista que su agencia está contratando a varias docenas de abogados y oficiales de inmigración para revisar casos de inmigrantes a los que se les ordenó la deportación y  utilizaron identidades falsas para obtener permisos de residencia y ciudadanía a través de la naturalización.

Cissna dijo que los casos serían remitidos al Departamento de Justicia, cuyos abogados podrían entonces tratar de eliminar la ciudadanía de los inmigrantes en procesos judiciales civiles. En algunos casos, los abogados del gobierno podrían presentar cargos criminales relacionados con el fraude.

Republicanos presentarán dos proyectos de ley para frenar inmigración

"Finalmente tenemos un proceso para llegar al fondo de todos estos casos graves y comenzar a desnaturalizar a las personas que no deberían haberse naturalizado en primer lugar", dijo Cissna. "Lo que estamos viendo, cuando todo se reduce, son  unos miles de casos potenciales".

La presión viene cuando la administración de Trump ha estado tomando medidas enérgicas contra la inmigración ilegal y tomando medidas para reducir la inmigración legal a los Estados Unidos.

El gobierno comenzó a buscar casos de naturalización potencialmente fraudulentos hace una década, cuando un funcionario fronterizo detectó que unas 200 personas habían usado identidades diferentes para obtener tarjetas de residencia y ciudadanía después de que se les emitieran órdenes de deportación.

Durante muchos años, la mayoría de los esfuerzos del gobierno para despojar a inmigrantes de su ciudadanía se centraron principalmente en presuntos criminales de guerra que mintieron en sus trámites de inmigración, sobre todo los ex nazis.

ICE no deportará al último nazi en América

La administración de Trump ha hecho de estas investigaciones una prioridad más grande. Además de que se espera que los casos se centren en el fraude deliberado, pero algunos estadounidenses naturalizados pueden sentirse incómodos con el trámite.

El abogado, Matthew Hoppock, está de acuerdo en que las personas  deportadas que mintieron para obtener la ciudadanía deberían enfrentar consecuencias, pero les preocupa que otros inmigrantes que podrían haber cometido errores en sus documentos puedan ser atacados además de no tener dinero para defenderse en los tribunales.