SECCIONES DENoticias

Curiosamente, los productos de Ivanka hechos en China libran aranceles de la guerra comercial de Trump

Julieta Ruiz Julieta Ruiz

09 de julio de 2018, 06:47 hrs

ivanka

La asesora senior de la Casa Blanca, Ivanka Trump, asiste a un evento para dar a conocer el Informe sobre Trata de Personas (TIP) de 2018 en el Departamento de Estado en Washington, 28 de junio de 2018. Imagen, Reuters.

En medio de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, Donald Trump ha dejado fuera de los fuertes impuestos a ciertos sectores, entre ellos, el que se vincula con la empresa de moda de su hija, Ivanka Trump, quien sigue haciendo múltiples negocios en el país asiático.

The Washington Post reportó en marzo que el presidente aplicaría una primera ronda de aranceles contra industrias chinas de acero y aluminio, por lo que China anunció aranceles contra 120 productos; sin embargo, una industria china que no está sujeta a las nuevas tarifas de los Estados Unidos, es la industria de la fabricación de ropa, favoreciendo así los negocios de Ivanka.

Según información de AP, las autoridades chinas autorizaron 13 marcas registradas para la hija del mandatario, pero provisionalmente, se habían aprobado otras ocho en los últimos meses.

The New York Times alerta que siete de esas marcas han recibido el visto bueno en el último mes, y que su autorización ha coincidido con la reciente tregua entre Washington y Pekín, que se ha comprometido a aumentar sus compras a Estados Unidos para reducir su astronómico déficit comercial.

¿Cuánto ganan Ivanka Trump y Jared Krushner?

Con estas nuevas autorizaciones, Ivanka tiene ya más de 30 marcas activas en China, ocho más sujetas a aprobación y 28 pendientes de revisión, según menciona ABC.  Sus negocios incluyen desde perfumes y maquillaje hasta muebles, libros, café, chocolates, ropa y calzado.

Pero la cosa no termina ahí, pues Donald Trump también cuenta con un centenar de marcas registradas en China.

Para no ser acusados de tomar beneficios de su posición en la Casa Blanca, padre e hija han delegado sus empresas en fondos familiares que las gestionan.

Como era de esperarse, el fondo encargado de gestionar sus actividades comerciales rechaza todas las acusaciones e insiste en que el registro de marcas es algo habitual en sus negocios. 

Además de proteger su marca y vender sus productos en China, Ivanka se abastece de las fábricas del país asiático, donde se han denunciado casos de explotación.

Los críticos argumentan que eximir la ropa de la nueva ronda de aranceles de los Estados Unidos beneficia grandemente en el valor de la marca personal de Ivanka Trump.

Revelan abusos a trabajadores en fábrica de Ivanka Trump