SECCIONES DENoticias

Gobierno de Peña Nieto cierra puertas a miles de latinoamericanos

Azteca América Azteca América

16 de julio de 2018, 06:33 hrs

Gobierno de Peña Nieto e INM

Enrique Preña Nieto, presidente de México. Imagen: Reuters

Todo estaba listo. Vuelo redondo, hotel, tarjetas con dinero indispensable. Micaela Lazo y su familia pasarían una estancia de sueño este verano en México. Lo que la mujer de nacionalidad no sabía era que dicho se se convertiría en una pesadilla. 

Al llegar pisar tierra Azteca y llegar al registro de pasaportes, ella y su familia fueron retenidas por el Instituto Nacional de Migración. Adiós a los dos días en la Ciudad de México (CDMX)… Y ¿qué pensar del resto de sus vacaciones en las playas de Cancún? Para nada. 

Lazo y su familia pasaron directito a la sala del aeropuerto conocida como “el limbo”, la burbuja o “la sala sin retorno”. El sitio donde migración conduce a los extranjeros que no dejará entrar a México. Ahí, cada uno, en diferentes tiempos, conoció a muchos otros ciudadanos de distintas nacionalidades en la misma situación.

El número de extranjeros provenientes de América Latina a los que México les impide ingresar en el país se ha disparado en los últimos ocho años. 

De ello da cuenta un artículo publicado pro Animal Político. La cifra de rechazados pasó de apenas 444 casos en 2010, a más de 10,000 en 2017. Colombianos y venezolanos son los más afectados. Esto es un incremento acumulado de 2010 a 2017 de 2,283 por ciento.

La principal razón para impedir la entrada a los migrantes latinoamericanos no tiene que ver con problemas en sus documentos, sino con lo que México denomina “inconsistencia en las entrevistas de filtro”,

Este factor comenzó a contemplarse como causa de rechazo en el año 2013. 

En contraparte también se ha multiplicado, el número de ciudadanos de estos países a los que se les concede refugio. 

Según datos del INM obtenidos a través de transparencia arrojaron que, de enero de 2010 a mayo de 2018, se le impidió el ingreso a un total de 40,464 ciudadanos provenientes de Argentina, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, Honduras, Perú y Venezuela. 

Juez niega a Trump pedido para detener más tiempo a niños inmigrantes

Si se toma en cuenta el periodo presidencial de Enrique Peña Nieto, el número de ciudadanos, de los países a los que se les ha negado el acceso a México se ha multiplicado cinco veces. 

Daniela Gutiérrez, abogada del Centro Mexicano de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), confirma que en México hay una política discriminatoria que elige a ciertas nacionalidades para rechazar el ingreso. 

“Aunque las personas cumplan con los requisitos de entrada, si son de cierto país es muy probable que los regresen”.  

La subcoordinadora del área de defensoría de la organización civil Sin Fronteras, Elizabeth Arroyo, explicó que es lejos que el personal d emigración detecta a las nacionalidades “problemáticas”, los sacan de la fila y se los llevan a un cuarto, donde les piden apagar y guardar su teléfono. 

Ahí les piden llenar un formulario.  “No les dicen que tienen derecho a una llamada ni a la asistencia de su consulado. En realidad en estas zonas no entra nadie que no sea del INM”, dijo Aroyo.

 “Tampoco se les dice en ningún momento que tienen derecho a un abogado o un traductor, en caso de no hablar español”. A la mayoría no le dan una explicación de por qué los rechazan. 

Por este tipo de irregularidades, en 2015 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dirigió la recomendación 42/2015 al Instituto Nacional de Migración tras acreditar que 17 de sus funcionarios en el aeropuerto capitalino cometieron violaciones de derechos humanos en contra de 20 extranjeros y un mexicano, quienes arribaron al país por las Terminales 1 y 2, entre el 6 de julio de 2014 y el 17 de junio de 2015.

Entre las recomendaciones que la CNDH le hizo al INM están: revisar la calidad del servidor público migratorio en el aeropuerto de CDMX para la aplicación de sanciones, reparar los daños a las víctimas y garantizar que en las estancias provisionales los extranjeros tengan comida, agua, colchonetas, cobijas, intérpretes o traductores para diligencias, llamadas telefónicas y la posibilidad de recibir visitas.

La CNDH también exige al INM que, durante la retención, los afectados tengan acceso a un directorio telefónico del personal general y de guardia de los consulados extranjeros en México. 

Según Animal Político, se ha solicitado un posicionamiento al Instituto Nacional de Migración respecto a este tema del rechazo de extranjeros en los aeropuertos, sin obtener respuesta. 

Trump culpa a inmigrantes de haberles quitado a sus hijos