SECCIONES DENoticias

Legislador republicano Duncan Hunter, acusado de malgastar 250,000 dólares de fondos de campaña

Marianna Fierro Marianna Fierro

22 de agosto de 2018, 13:06 hrs

El representante Duncan Hunter y su esposa, gastaron 14,000 dólares en unas vacaciones familiares a Italia, gastaron 3,300 en restaurantes de comida rápida como In-N-Out, Carl's Jr, Taco Bell entre otros, gastaron en un vuelo para su mascota y se daban el lujo de pagar cenas  de 1,164 dólares para sus amigos.

Un gran jurado federal acusó formalmente a la pareja el martes, alegando que financiaron un estilo de vida de viajes, restaurantes, obsequios y otros gastos mediante el uso ilegal de dinero de campaña, y luego llenaron informes falsos de financiación de campaña ante la Comisión Electoral Federal  (FEC) para encubrirlo.

Los ingresos de los Hunter de 250,000 dólares fueron utilizados en gastos personales que hicieron pasar como regalos, donaciones y viajes relacionados con la campaña.

De acuerdo a las autoridades, la pareja estaba en banca rota, pero después de su elección al Congreso en 2008, Duncan y su esposa sobrepasaron los gastos en su cuenta bancaria más de 1,100 veces, acumulando más de 37,000 en cargos por sobregiro, dijo la acusación.

La pareja está acusada de tratar las arcas de la campaña "como si fuera cuentas bancarias personales", dijo US Atty.

Adam Braverman dijo en un comunicado. "Los representantes elegidos deben guardar celosamente la confianza del público, no abusar de sus posiciones para beneficio personal".

FBI investiga ciberataque en campaña del Congreso en California

Durante el período de tiempo que abarca la acusación - 2009 a 2016 - Hunter fue reelegido cuatro veces, mientras que su esposa, Margaret, manejó los informes de finanzas de su campaña y lo hizo como gerente de campaña. Misma que ha calificado esta acusación de tener una motivación política y por su apoyo al presidente Trump

La campaña dijo que Hunter no tiene planes de abandonar su carrera de reelección. Pero el presidente de la Cámara, Paul Ryan, dijo el martes que Hunter, presidente del Subcomité de Guardacostas y Transporte Marítimo del Comité de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes, será removido de sus asignaciones de comité hasta que se resuelva el caso.

El San Diego Union-Tribune y el FEC identificaron algunos de los gastos cuestionables hace más de dos años, lo que desencadenó una investigación federal por parte del Departamento de Justicia.

Fueron más de 1,300 dólares en compras de videojuegos lo que primero llamó la atención del periódico. En ese momento, Hunter culpó a su hijo por esas compras, diciendo que había usado la tarjeta de crédito incorrecta para inscribirse en una compra recurrente.

Pero la acusación de 47 páginas detalla años de gastos sin control y engaño, a partir de 2009, cuando Duncan Hunter solicitó tarjetas de crédito de campaña para él y su esposa. En ese momento, el tesorero de su campaña le advirtió que las tarjetas solo se podían usar para gastos relacionados con campañas.

El 25 de enero de 2010, de acuerdo con la acusación, el congresista gastó más de 1,000 dólares  en fondos de campaña en un viaje de esquí de tres noches con un amigo. Ese mismo día, su cuenta bancaria familiar tuvo un saldo negativo e incurrió en seis tarifas separadas por fondos insuficientes. Tenía alrededor de  35 dólares en su cuenta personal.

El gasto supuestamente continuó durante años. Los Hunter tomaron vacaciones familiares en Boise, Idaho y Washington, DC Margaret Hunter reservó vuelos para su hermana y otros dos familiares para asistir a un funeral en Tucson en 2012, diciendo que el cargo era por un vuelo a Baltimore para una "reunión de invierno" en una reunión republicana, dijeron los documentos.

Durante el viaje familiar a Italia en 2015, Hunter intentó organizar una visita de un día a una instalación naval de los Estados Unidos allí para justificar el uso de los fondos de la campaña, según la acusación. Los oficiales de la Marina dijeron que podrían ofrecer una gira solo en un día determinado.

Republicano Chris Collins suspende campaña de reelección al Congreso tras arresto por tráfico de información

Más tarde, Margaret Hunter le dijo al tesorero de la campaña que los cargos de viaje eran "en su mayoría relacionados con militares / defensa". Casi al mismo tiempo, le escribió a su amiga por correo electrónico: "Italia fue increíble. Verdaderamente nuestro mejor viaje familiar hasta el momento ", escribió, según la acusación. "Como ese refrán, '¡si viajar fuera gratis nunca más me verías!'"

Hunter dijo previamente que no manejó la tarjeta de crédito de la campaña y no hizo nada inapropiado, atribuyó cualquier violación a errores inocentes  y pagó varios miles de dólares a su campaña antes de que comenzara la investigación.

De acuerdo con la acusación formal, Hunter pagó  48,650 dólares  a la campaña luego de repetidos cuestionamientos por parte de los medios de comunicación y la FEC sobre los gastos que ahora considera "de naturaleza personal", pero continuó ocultando más de 200,000  en gastos.

Las acusaciones significan que el distrito de Hunter, uno de los más conservadores del estado, podría ser más competido de lo que lo ha sido en años, por lo que el esfuerzo de los republicanos por retener a la mayoría de la Cámara de Representantes en las elecciones legislativas de noviembre es aún más difícil. Mientras que Hunter todavía tiene una oportunidad de ganar, la posibilidad de una acusación formal fue la principal razón por la que los demócratas mantuvieron al representante en su lista de objetivos.

Los problemas legales de Hunter podrían ayudar a su rival, el ex empleado de la administración Obama Ammar Campa-Najjar, quien se ha autoproclamado como un demócrata progresista.