SECCIONES DENoticias

Escuela de Georgia reinstaura política de disciplinar niños a golpes

Marianna Fierro Marianna Fierro

12 de septiembre de 2018, 11:05 hrs

GSIC

Escuela de Innovación y Clásicos de Georgia (GSIC). Imagen: Google Maps

Una escuela de Georgia recientemente envió a los padres unos formularios de consentimiento informándoles de una nueva política de implementar nuevamente los castigos físicos .

El superintendente informó que hasta ese momento habían recibido un poco más de cien formularios de vuelta, un tercio de ellos dando su consentimiento para darle nalgadas  a su hijo.

"En esta escuela, tomamos la disciplina muy en serio", dijo Jody Boulineau, Superintendente de GSIC. "Hubo un tiempo en que el castigo corporal era una norma en la escuela y uno no tenía los problemas que los jóvenes tienen", agregó el Superintendente.

La escuela Georgia School for Innovation and the Classics, está trayendo de vuelta las nalgadas a los estudiantes como una forma de disciplina. "Es solo una instrumento más que tenemos en nuestra caja de herramientas disciplinarias que podemos usar", dijo el superintendente Boulineau.

Los padres obtuvieron un formulario de "consentimiento para castigar" preguntándoles si están de acuerdo con que los administradores golpeen a sus hijos con una paleta de madera.

"No hay obligación, no se requiere. Un padre puede darnos su consentimiento para usarlo como una medida disciplinaria o puede negar el consentimiento", dijo.

El formulario lo describe así: el estudiante será llevado a una oficina a puertas cerradas. El estudiante colocará sus manos sobre sus rodillas o sobre un mueble y será golpeado en las nalgas con una paleta. El documento dice que no se darán más de tres golpes. 

El Superintendente Boulineau dice que la respuesta de los padres ha sido general: "He escuchado 'genial, ya era hora', 'estamos tan contentos de que esto vuelva a suceder, nunca debieron haberlo quitado de las escuelas '. Hasta llegar a' Dios mío, no puedo creer que están haciendo eso '".

Una política controvertida que no ha existido durante años. Si los padres optan por no aceptar los castigos físicos en sus hijos, deben aceptar que podrían obtener cinco días de suspensión.

"Honestamente, siento que es algo que no va a usarse con mucha frecuencia. A veces es solo una especie de amenaza de que se convertirá en un elemento disuasorio en sí mismo".

En realidad, esto todavía es legal en Georgia y otros 19 estados, pero es raro que una escuela tenga una política para ello.

GSIC es la única escuela en nuestra área que comenzará a nalguear a los estudiantes que se porten mal este año. Incluso si los padres lo aceptan, se comunicaran con ellos y la escuela dice que usarán una política de tres oportunidades para que el castigo no ocurra en la primera o en la segunda ofensa.

También puedes leer:

Director de escuela de origen latino, acusado de correr a maestros blancos y judíos

Condado de Alabama abre primera escuela no segregada en 2018