SECCIONES DENoticias

Plásticos libres de BPA podrían ser dañinos para la salud

Azteca América Azteca América

13 de septiembre de 2018, 15:58 hrs

Desde la década de los treinta, se tuvieron sospechas sobre los efectos dañinos que el bisfenol A (BPA, en inglés) puede tener en los humanos, pero en el 2010, la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos) alertó sobre los daños que este compuesto orgánico puede provocar en fetos, bebés y niños pequeños.

Por lo tanto, el BPA, compuesto que se utiliza para la producción de plástico, se eliminó de los laboratorios y se creó el aviso de que un plástico está libre de bisfenol A (BPA-free, en inglés) para detallar sobre la seguridad de la utilización de tal plástico.

Sin embargo, un nuevo estudio indica que no importa que un plástico esté libre BPA, aún no es seguro, según reporta National Geogrpahic.

La revelación de esta aseveración provino de un accidente en el laboratorio de la genetista Patricia Hunt de la Universidad del Estado de Washington cuando investigaba sobre los efectos del BPA en ratones. 

El experimento tenía dos grupos, el de prueba y el de control. Al grupo de ratones de prueba le pasaba una gota de BPA, mientras que el grupo de control no recibía ninguna dosis. Sin embargo, los resultados fueron similares. Ambos grupos tuvieron malformaciones genéticas que dañaban la reproducción. 

Por tal razón, los investigadores se quedaron completamente confundidos, pero al revisar y mirar más de cerca el experimento, notaron que la caja donde tenían los ratones del grupo de control estaba dañada, por lo que permitía la filtración de bisfenol S, o BPS, el componente alternativo que reemplaza al compuesto dañino BPA.

Evidentemente, esto llamó la atención de Hunt, pues esto podía comprobar que los componentes alternativos del BPA para la producción de plástico tienen los mismos efectos dañinos que el compuesto de bisfenol A.

Esta noticia viene como un parteaguas para la producción de plástico, ya que la producción de plástico se basaba en el compuesto de bisfenol A y, más tarde, después de las alarmas por sus efectos dañinos, la producción de plástico se centra en el bisfenol S o BPS. No obstante, este experimento muestra que ambos tienen los mismos efectos.

Este compuesto, ya sea BPA o BPS, se utiliza para la producción de biberones, botellas, platos de plástico, tazas, etc, es decir, forma parte de la vida cotidiana de la gran mayoría del mundo.

De acuerdo con un estudio del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) del 2003-2004, el 93% de personas que se hicieron pruebas médicas tuvieron niveles detectables de BPA en su orina.

Después de que se conocieran los riesgos y daños del BPA, se volvió una tendencia utilizar compuestos diferentes y marcar los productos como BPA-free (libres de bisfenol A). La lsta de compuestos son BPAF, BPZ, BPP, entre otros, pero ahora se puede ver, según el experimento accidentado de Hunt, que tales componentes alternativos no son necesariamente mejores o más seguros, sino que tienen potencialmente los mismos riesgos y daños a los humanos.