SECCIONES DENoticias

Suprimir el voto de afroamericanos e hispanos, la estrategia de los republicanos para ganar las elecciones intermedias

Diego Torres Diego Torres

12 de octubre de 2018, 07:57 hrs

reuters

Las elecciones intermedias ya están a menos de un mes. Imagen: Reuters 

A menos de un mes de las elecciones intermedias, la lucha democrática por ganar la mayoría en el Congreso comienza a subir de intensidad después de que la confirmación de Brett Kavanaugh como nuevo juez de la Suprema Corte marcará (aún más) la división entre votantes demócratas y republicanos.

De acuerdo con una encuesta de Pew Research, las próximas elecciones intermedias tienen “el entusiasmo de los votantes” en el máximo nivel desde hace más de dos décadas, aunque el mayor incremento se da del lado de los votantes con intención demócrata.

Sin embargo, de acuerdo con The Daily Beast, los votantes demócratas, probablemente, se tendrán que enfrentar a los obstáculos (¡legales y aprobados por la Suprema Corte!) por parte de los estados controlados por mayoría republicana.

El Daily Beast señala cinco prácticas para la supresión de voto:

  • Cerrar centros para votar (polling places, en inglés) para counidades de color
  • Eliminar votantes elegibles de las listas sin su conocimiento
  • Impedir que exconvictos voten
  • Leyes de la identificación como votantes (voter ID)
  • Eliminar la opción de votar antes de la elección programada (early voting, en inglés)

Lo que resalta de esta lista para lograr una supresión de voto es el hecho de que los republicanos intentan eliminar los votos de población latina o afroamericana para que sólo las personas blancas lo puedan hacer, suponiendo que éstas son de tendencia republicana.

En este sitio encontrarás la información que necesitas para votar en noviembre: Elecciones intermedias

Suprema Corte y el caso Condado de Shelby contra Holder 

Las reglas en torno a los derechos de votación cambiaron después de que la Suprema Corte, por el caso Condado de Shelby contra Holder, eliminara en el 2013 una sección de la ley del derecho al voto, que tuvo como consecuencia que los estados no necesitan informar ni obtener la aprobación del Gobierno federal si cambian las prácticas de voto, tales como cerrar centros electorales, por ejemplo.

Según The Daily Beast, desde el 2013 se han eliminado más de 1,000 centros para votar, los cuales se cerraron en nueve estados dominados por republicanos.

Condado de Randolph quiso cerrar centros para votar en área de mayoría afroamericana

Por ejemplo, recientemente, la Junta Electoral y Registro del condado de Randolph, en Georgia, anunció el 9 de agosto que cerraría siete centros para votar en uno de los precintos de Georgia con una gran mayoría de población afroamericana. Sin embargo, ACLU y otras organizaciones activistas alzaron su voz, por lo que la Junta Electoral votó, en menos de un minuto, en eliminar tal decisión.

Eliminación de registros de votantes

Ahora, en relación con la eliminación de votantes de las listas de registro, durante las primarias demócratas del 2016 en Brooklyn, más de 100,000 votantes fueron eliminados del registro ilegalmente, por lo que los votantes fueron y no encontraron su nombre para poder votar, según informa The Washington Post, aunque no indica quién fue el que realizó tal eliminación masiva de registros.

Esto sólo muestra el “deseo de poder” de los republicanos, cuyo deseo Trump se lo adjudicó a los demócratas, para lograr mantener su mayoría en el Congreso.

Los diez estados clave en las elecciones intermedias

VER AQUÍ

La batalla por el control del Capitolio. Las elecciones intermedias prontas a realizarse, son el marco perfecto para que los demócratas ganen 10 estados, y con ello, arrebaten el control del Senado a los republicanos.
La batalla por el control del Capitolio. Las elecciones intermedias prontas a realizarse, son el marco perfecto para que los demócratas ganen 10 estados, y con ello, arrebaten el control del Senado a los republicanos.
Por ahora, los republicanos dominan el Senado por 51 a 49. Loa demócratas pueden revertir la situación si recuperan estados ganados por Trump en 2016. En la foto, Mitch McConnell, líder republicano.
Por ahora, los republicanos dominan el Senado por 51 a 49. Loa demócratas pueden revertir la situación si recuperan estados ganados por Trump en 2016. En la foto, Mitch McConnell, líder republicano.
Capitolio de Tennessee. Primer estado clave, donde Trumo mantiene una aprobación de 56 por ciento. Sin embargo, el demócrata Phil Bredesen ya ha ganado el cargo con más de 60 por ciento de votos.
Capitolio de Tennessee. Primer estado clave, donde Trumo mantiene una aprobación de 56 por ciento. Sin embargo, el demócrata Phil Bredesen ya ha ganado el cargo con más de 60 por ciento de votos.
Capitolio de Missouri. Aquí Trump conserva una aprobación superior al cincuenta por ciento, sin embargo, ha bajado casi 10 puntos desde 2016. Además el gobernador republicano, Eric Greitens, ha vivido varios escándalos.
Capitolio de Missouri. Aquí Trump conserva una aprobación superior al cincuenta por ciento, sin embargo, ha bajado casi 10 puntos desde 2016. Además el gobernador republicano, Eric Greitens, ha vivido varios escándalos.
Capitolio de Nevada. Dean Heller, candidato republicano de Nevada, se opuso por mucho tiempo al Obamacare, acto que hoy le cuesta popularidad entra la amplia votación latina del lugar.
Capitolio de Nevada. Dean Heller, candidato republicano de Nevada, se opuso por mucho tiempo al Obamacare, acto que hoy le cuesta popularidad entra la amplia votación latina del lugar.
Capitolio de Florida. Lugar complicado, pues aunque el gobernador republicano ha mostrado conductas raras, es muy popular entre la gente. Bill Nelson, demócrata, se ve fuerte, pero no se sabe si lo logrará.
Capitolio de Florida. Lugar complicado, pues aunque el gobernador republicano ha mostrado conductas raras, es muy popular entre la gente. Bill Nelson, demócrata, se ve fuerte, pero no se sabe si lo logrará.
Capitolio de Arizona. Uno de los puntos más calientes, dado que hoy la aprobación de Trump se encuentra divida en 48 por ciento negativo y 48 positivo. Las encuestas pronostican una elección muy cerrada.
Capitolio de Arizona. Uno de los puntos más calientes, dado que hoy la aprobación de Trump se encuentra divida en 48 por ciento negativo y 48 positivo. Las encuestas pronostican una elección muy cerrada.
Capitolio de North Dakota. En 2016, Trump tenía el 63 por ciento de aprobación. Hoy sólo cuenta con el 50 por ciento. Heidi Heitkamp, candidata demócrata, parece fuerte contendiente.
Capitolio de North Dakota. En 2016, Trump tenía el 63 por ciento de aprobación. Hoy sólo cuenta con el 50 por ciento. Heidi Heitkamp, candidata demócrata, parece fuerte contendiente.
Capitolio de Indiana. Hogar del vicepresidente Mike Pence donde Trump ganó con 56 por ciento, cifra que ha cambiado poco. Sin embargo, Joe Donnelly, candidato demócrata, se ha ganado al electorado paulatinamente.
Capitolio de Indiana. Hogar del vicepresidente Mike Pence donde Trump ganó con 56 por ciento, cifra que ha cambiado poco. Sin embargo, Joe Donnelly, candidato demócrata, se ha ganado al electorado paulatinamente.
Capitolio de Montana. Estado con más de 50 por ciento de aprobación para Trump. La única forma en que el demócrata Jon Tester pueda ganar es convencer al electorado del acoso que ha hecho en su contra Trump vía Twitter.
Capitolio de Montana. Estado con más de 50 por ciento de aprobación para Trump. La única forma en que el demócrata Jon Tester pueda ganar es convencer al electorado del acoso que ha hecho en su contra Trump vía Twitter.
Capitolio de Texas. Lugar reacio para los demócratas, pues históricamente no tienen suerte en las elecciones. No obstante, su mayor aliado es justo el candidato republicano, Ted Cruz, blanco de muchas burlas en 2016.
Capitolio de Texas. Lugar reacio para los demócratas, pues históricamente no tienen suerte en las elecciones. No obstante, su mayor aliado es justo el candidato republicano, Ted Cruz, blanco de muchas burlas en 2016.
Capitolio de West Virginia. Misión casi imposible, pues es el estado con mayor aprobación para Trump en todo el país. Joe Manchin, candidato demócrata, tiene una fuerte conexión con el estado, lo cual puede ayudarle en algo.
Capitolio de West Virginia. Misión casi imposible, pues es el estado con mayor aprobación para Trump en todo el país. Joe Manchin, candidato demócrata, tiene una fuerte conexión con el estado, lo cual puede ayudarle en algo.

Te interesaría: Todo lo que necesitas saber para poder votar en las elecciones intermedias de noviembre en cualquier estado