SECCIONES DENoticias

Sobrecargo amamanta a bebé de pasajera durante vuelo

Marianna Fierro Marianna Fierro

08 de noviembre de 2018, 17:26 hrs

Una sobrecargo hizo todo lo posible por ayudar a una madre que se quedó sin fórmula para su bebé el martes durante un vuelo doméstico de Philippine Airlines.

Patrisha Organo, una asistente de vuelo de 24 años y madre primeriza, se ofreció a amamantar al bebé del extraño.

"Escuché el llanto de un bebé, un chillido que haría que quisieras hacer cualquier cosa para ayudar", escribió Organo en una publicación de Facebook junto con una foto de ella acunando al niño. “Me acerqué a la madre y le pregunté si todo estaba bien, traté de decirle que alimentara a su bebé. Con los ojos llorosos, me dijo que se había quedado sin leche de fórmula. Los pasajeros comenzaron a mirar fijamente al pequeño y frágil bebé que no paraba de llorar".

"Sentí un pinchazo en mi corazón", continuó. "No hay leche de fórmula a bordo. Pensé para mí misma, solo hay una cosa que puedo ofrecer y esa es mi propia leche. Y así se la ofrecí".

Organo dijo que la supervisora del vuelo, Sheryl Villaflor, llevó a la madre a una parte privada del avión para que pudiera estar allí mientras Organo amamantaba al bebé.

"El bebé comenzó a succionar, tenía mucha hambre", escribió Organo.

“Vi el alivio en los ojos de su madre. Continué alimentando al bebé hasta que se durmió. La acompañé de regreso a su asiento y justo antes de irme, la madre me agradeció sinceramente ”, agregó.

Organo, que se describe a sí misma como defensora de la lactancia materna, tiene un bebé de 9 meses en casa.

Sin embargo, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) advierte que el uso de la leche materna de otra madre conlleva riesgos y recomienda consultar con anticipación al pediatra del niño.

“Los riesgos para el bebé incluyen la exposición a enfermedades infecciosas, incluido el VIH, a contaminantes químicos, como algunas drogas ilegales, y a un número limitado de medicamentos recetados que podrían estar presentes en la leche materna, si el donante no se ha evaluado adecuadamente. Además, si la leche materna no se manipula y almacena adecuadamente, podría, como cualquier tipo de leche, contaminarse y no ser segura para beber ", dice el sitio web de la FDA.

Te puede interesar: 

La foto viral de la ultracorredora Sophie Power amamantando en plena carrera

Gobierno de Trump se opone a resolución internacional para fomentar la lactancia materna