SECCIONES DENoticias

Prostitución podría aumentar con la llegada de vehículos autónomos

Marianna Fierro Marianna Fierro

12 de noviembre de 2018, 16:38 hrs

Prostitución podría aumentar con la llegada de vehículos autónomos

Por supuesto, la prostitución, móvil o de otro tipo, es ilegal en todos los Estados Unidos, excepto en unos pocos condados de Nevada. Imagen ilustrativa: Depositphotos

Se espera que el aumento de los automóviles sin conductor desplace a los trabajadores, reduzca las tarifas de los taxis y ofrezca a las personas un nuevo lugar para tener relaciones sexuales. Posiblemente por dinero.

Eso es según un nuevo estudio de Annals of Tourism Research con el título engañosamente seco: Los vehículos autónomos y el futuro del turismo urbano.

Los investigadores que estudian la hospitalidad y la tecnología en el Reino Unido se unieron este año para explorar cómo los avances en el transporte automatizado podrían remodelar el turismo en todo el mundo.

Los coautores Scott Cohen, profesor de turismo en la Universidad de Surrey, y Debbie Hopkins, profesora de estudios de transporte en la Universidad de Oxford, descubrieron que los vehículos autónomos tienen el potencial de desatar mucho más que los trayectos autónomos de Uber.

"Es solo una conclusión natural que el sexo en vehículos autónomos se convertirá en un fenómeno", dijo Cohen a The Washington Post, citando la conveniencia y la falta de pasajeros  en los asientos frontales.

Los académicos analizaron unos 150 estudios sobre el futuro de los automóviles e intentaron imaginar el impacto de la tecnología en el turismo en las ciudades de lujo.

"Es solo un pequeño salto para imaginar el Barrio Rojo de Ámsterdam 'en movimiento'", escribieron Cohen y Hopkins en su estudio, que se publicará en enero. El sexo, señalaron, "desempeña un papel central en muchas experiencias turísticas.”

Por supuesto, la prostitución, móvil o de otro tipo, es ilegal en todos los Estados Unidos, excepto en unos pocos condados de Nevada y aquellos que suelen romper las leyes probablemente encontrarán una manera de evitarlo según predicen los autores.

"Mientras que [los autos sin conductor] probablemente serán monitoreados para disuadir a los pasajeros de tener relaciones sexuales o usar drogas", escribieron, "tal vigilancia puede ser rápidamente superada, deshabilitada o eliminada", ya que se podría piratear el sistema de un vehículo o bloquear las cámaras.

"Cada vez que alguien propone algo más allá de subir a un automóvil y ponerse con cinturón, ya sea sexo, recibir un masaje o cortarse el cabello, todos sufren la misma realidad", dijo Cummings. “Todavía eres una persona  que puede morir en un vehículo en movimiento.”

Si realizan actividades particularmente intensas, correrá  el riesgo de lesiones inusuales

"Los vehículos automatizados como plataforma para la prestación de servicios es un tema común", dijo Smith. “El trabajo sexual es solo un conjunto de posibles servicios.”

Luego está el asunto de la privacidad.

Kate Devlin, autora de "Turned On: Science, Sex and Robots", dijo que las ventanas tintadas no pueden ocultar todo: "Los vehículos autónomos rastrean una gran cantidad de datos”.

Las parejas que pidan taxis automáticos deben saber que los éstos podrían recolectar más de un mapa de sus viajes. A diferencia de la típica habitación de hotel, tendrán sensores, parlantes y cámaras.

Las implicaciones para las trabajadoras sexuales son aún más complicada, ya que podría proporcionar información sobre su ubicación y usar tales datos contra ellas.

Te puede interesar:

Taxista ruso echa a una pareja que estaba teniendo sexo en su taxi

Captan a pareja teniendo sexo a alta velocidad en una concurrida carretera