SECCIONES DENoticias

La llamada de una madre que pensó que no saldría viva de incendio de California

Diego Torres Diego Torres

22 de noviembre de 2018, 13:26 hrs

reuters

Llamaradas de los incendios de California cierran una calle. Imagen: Reuters

Los sobrevivientes de los incendios en California tendrán grandes razones para agradecer en este Día de Acción de Gracias, porque muchos de ellos pudieron estar entre los más de 80 fallecidos o de los más de 700 desaparecidos. Sin embargo, con toda seguridad se recordará con aflicción a aquellos que no lograron escapar de las llamas en el norte de California.

Un caso que sobresale entre las historias de los sobrevivientes que, con ayuda de los equipos de emergencia del Departamento de Bomberos de California (Cal Fire, en inglés), pudieron escapar del infierno producido por el incendio Camp, es el de Tamara Ferguson, enfermera y madre de cinco hijos, que les llamó para despedirse mientras las llamaradas la encerraban junto con otras personas.

“Estoy atrapada en el incendio. Está alrededor de mí. Te amo. Cuida a Brayden, Allyson y a Brooklyn. Asegúrate de hacerles saber que los amaba demasiado”, dijo Ferguson a su hija Clarissa, quien tiene 24 años, según citó el diario Los Ángeles Times.

Después habló con su segunda hija más grande, Savannah, de 22 años. Ambas hijas le replican que todo estará bien, que logrará salir. Tamara ya había perdido la esperanza, pues se encontraba completamente rodeada por fuego y, hasta ese momento, no se veía que nadie vendría por ellos y las llamas, que habían destruido casas y derretido autos, se acercaban.

Tamara se disculpó con sus hijas por sus errores, pero expresó “fue la mejor madre que pudo” y se volvió a disculpar. Tamara se había disculpado por haber trabajado durante tanto tiempo mientras sus cinco hijos crecían, pues se había embarazado a los 17 años y tenía que seguir estudiando; más tarde, Tamara entró a la escuela para estudiar enfermería, lo que significó que otra vez no tendría el suficiente tiempo que quería para seguir cuidándolos. No obstante, estuvo para ellos durante toda su adolescencia; por esa razón, sus hijos sabían que no tenía ninguna razón para disculparse.

Tamara se encontraba encerrada con otras personas (dos enfermeras, dos paramédicos, dos bomberos voluntarios y dos médicos técnicos de emergencias) en una cochera de una casa, pues cuando querían evacuar la zona, las llamas no los dejaron pasar, por lo que decidieron buscar refugio en la casa y después en la cochera. Este grupo de personas hubiera logrado salir antes si no hubiera sido por su interés en ayudar a que otras personas evacuaran del hospital antes que ellas.

Afortunadamente, un bombero regresó. David Hawks, un jefe de división del Departamento contra Incendios Forestales, dirigió las maniobras para poder salir de la zona de peligro.

Mientras el grupo preparaba su salida, una casa vecina se prendía en llamas. En ese momento, carros de la oficina del alguacil comienzan a pasar para continuar las evacuaciones. Además, el incendio comienza a alejarse de la zona y se mueve hacia el este. Tamara logra escapar del incendio que pensó que acabaría con su vida.

Más tarde, Tamara se encontró de nuevo con sus hijos, quienes lloraron mientras la abrazaban, pues las últimas palabras que escucharon de su madre fue de que no los vería más en esta vida.

Tamara no tendrá que esforzarse en pensar por qué agradecerá en este Día de Acción de Gracias.

Te interesaría:

Incendios en California: Lluvia dificulta rescates

Humo de incendios en California, amenaza a la salud en todo el país