SECCIONES DENoticias

Bajo Trump, incidentes antisemitas aumentaron más del 50%

Diego Torres Diego Torres

26 de noviembre de 2018, 15:37 hrs

reuters

Manifestantes conservadores caminan por las calles con banderas confederadas. Imagen: Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha referido en múltiples ocasiones a los simpatizantes de ideologías de izquierda como “muchedumbres iracundas” e incluso como el “partido del crimen”. Sin embargo, investigadores y estadistas han mostrado que la mayoría de crímenes motivados por la ideología son por parte de personas de ultraderecha.

La retórica del presidente Trump ya ha sido acusada por diversos funcionarios y analistas políticos de ser la fuente del auge de este tipo de crímenes; no obstante, Trump acusó que la causa de estos crímenes son las cadenas que reportan las Fake News (noticias falsas) y se refirió a CNN como una de éstas, la cual fue víctima de un ataque motivado precisamente por un individuo de ultraderecha y ferviente partidario de Trump.

Los crímenes motivados por ideologías políticas de ultraderecha han tenido un incremento desde el fin de la presidencia de Barack Obama y un auge en la presidencia de Trump. Este tipo de crímenes motivados por causas políticas se ven reflejados en odio a minorías o personas con un interés político distinto.

Por ejemplo, la organización religiosa Liga Antidifamación documentó un incremento del 57% en incidentes antisemitas en el 2017 con respecto al 2016; por otra parte, el FBI reportó que el número de crímenes de odio aumentó un 17% el año pasado con respecto al año 2016.

Pese a las claras cifras y a los ataques de terrorismo doméstico, el presidente Trump no ha logrado apaciguar las aguas, incluso hay momentos en que enciende más la chispa. Por ejemplo, sólo hace falta recordar la violencia en Charlottesville, Virginia, donde un supremacista blanco embistió a una multitud de contramanifestantes y acabó con la vida de una mujer. En relación a estos eventos, Trump dijo que “había culpa en ambos lados” y que “había buenas personas” entre los manifestantes supremacistas. Trump no condenó los crímenes.

La retórica de Trump para infundir miedo y mostrar agresivos ataques contra la inmigración también es otro ejemplo para provocar la violencia. 

Gary LaFree, criminólogo de la Universidad de Maryland, explicó: “Si tienen a políticos diciendo cosas como que nuestra nación está bajo ataque, que hay manadas de inmigrantes llegando a nuestro país, eso entra en la narrativa ultraderecha. Ellos comienzan a pensar que está bien utilizar la violencia”.

Esto lo podemos comprobar con los envíos de bombas a CNN, cadena de noticias que Trump ha atacado hasta el hartazgo. También los ataques racistas y discriminatorios contra los inmigrantes, en algunos casos únicamente por hablar español.

Ahora, también ha habido algunos crímenes por parte de personas simpatizantes con ideología de izquierdas, pero el número es mucho menor.

De acuerdo con cifras recogidas por The Washington Post, de los 263 incidentes de terrorismo doméstico entre el 2010 y el fin del 2017, el tercio de éstos fueron cometidos por personas de ultraderecha. Otro tercio fue cometido por agresores cuyos motivos no fueron esclarecidos. Los radicales islamistas cometieron 38 de los 263 ataques. Los simpatizantes de izquierdas cometieron 34 de éstos, lo que corresponde al 13%.

Te interesaría:

CBP ataca a migrantes gas lacrimógeno y Trump amenaza con cerrar "permanentemente" la frontera

CBP arrestó a 69 migrantes de la caravana tras ataque con gas lacrimógeno y balas de goma