SECCIONES DEProgramas

5 secuestros que conmocionaron al mundo

Azteca América Azteca América

11 de julio de 2017, 13:33 hrs

privacion de la libertad

La libertad no tiene precio; sin embargo, los casos en que una persona priva de este derecho a alguien más, son una noticia común en el día a día.


A continuación, algunos casos de secuestros impactantes que marcaron la vida de estas mujeres:

Lydis Gouardo

Conocido como el “monstruo de Francia”, el padre de esta mujer la violó y torturó por 30 años, de 1971 a 1999. Por si fuera poco el abuso sexual, él la mutilaba con ácido clorhídrico. Tras su rescate, hace una vida en Coulommes, al oeste de París, al lado de su pareja sentimental sus nueve hijos, los seis primeros hijos del padre de ella, otro de una violación y dos más con su pareja actual.

Natascha Kampush

Tenía 10 años cuando caminaba a la escuela en 1998 y desapareció. Hasta 2006 permaneció encerrada en la vivienda de su raptor, Wolfgang Proklopil. Durante los primeros años estuvo cautiva, pero más adelante, podía subir a la casa del secuestrador para asearse y, con el paso de los año, salir al jardín. Él le daba libros y le permitía escuchar la radio. En un descuido, ella escapó mientras estaba en el jardín y Proklopil se arrojó a las vías del tren.

Elizabeth Fritz

Estuvo secuestrada 24 años por su propio padre, de 1984 a 2008. El “monstruo de Amstetten” la tuvo encerrada desde los 11 años y desde entonces abusó de ella, violaciones de las que nacieron siete hijos. El marzo de 2009 la justicia de Austria lo condenó a cadena perpetua y tratamiento psiquiátrico. Algunos de los niños nunca habían visto la luz del sol cuando Elizabeth quedó en libertad y trató de hacer una vida normal.

Jaycee Lee Dugard

Secuestrada a los 11 años, en 1991, cuando se dirigía a la escuela, por Phillip Garrido, quien la mantuvo encerrada en una habitación por 18 años. Fruto del abuso sexual al que era sometida, nacieron dos hijas. Jaycee convivía con la mujer de Garrido e, incluso, colaboró con ellos para disimular la situación cuando salía a la calle, pero un día, la “familia” llamó la atención de los policías, quienes conocían a Phillip por estar condenado por violación. Él y su pareja fueron arrestados y condenados a prisión: 436 y 36 años, respectivamente.

Susan M. Wiley

Conocida por las autoridades de California como Genie, fue descubierta cuando tenía 13 años, en 1970, sin saber hablar y sin tener ningún contacto con el mundo. Hija de un matrimonio disfuncional, su padre maltrataba a su madre ciega y a su hermano mayor. susan fue diagnosticada con retraso mental, razón por la que su padre decidió aislarla y protegerla del exterior. La madre huyó con sus hijos, las autoridades se enteraron del caso y acusaron a los padres de negligencia y maltrato infantil.
 

Este tema se abordará hoy en las tres historias de Un día cualquiera, lamentablemente, solo una es falsa ¿Adivinas cuál es?

No te lo pierdas hoy a las 10 PM / 9 C, en la pantalla de Azteca América.

Un dã­a cualquiera banner 1600