SECCIONES DEDeportes

Argentina vence 2-1 a Chile y se queda con tercer puesto de Copa América

Azteca América | Reuters Azteca América | Reuters

06 de julio de 2019, 17:04 hrs

argentina
Sergio Agüero a los 11 minutos y Paulo Dybala a los 21, marcaron para Argentina, mientras que Arturo Vidal descontó de tiro penal a los 58 para Chile. Imagen: AP

La selección argentina se adueñó del tercer puesto de la Copa América al derrotar 2-1 el sábado a Chile, en un partido chato marcado por la polémica expulsión de Lionel Messi y Gary Medel.

Sergio Agüero a los 11 minutos y Paulo Dybala a los 21, marcaron para Argentina, mientras que Arturo Vidal descontó de tiro penal a los 58 para Chile.

De esta forma, la “albiceleste” cerró con una sonrisa un torneo que había comenzado a los tropezones bajo el mando del novato entrenador Lionel Scaloni y en el que su astro Messi no logró brillar. La “Roja”, en tanto, se decoloró a medida que el certamen avanzaba y se quedó con las ganas de lograr el tricampeonato.

El Arena Corinthians de Sao Paulo fue escenario de un partido por el tercer puesto que, a diferencia de lo que suele suceder, importaba a ambos contendientes. No tanto por la medalla de bronce como por la rivalidad intensificada luego de las dos ediciones anteriores de la Copa América, ganadas por Chile en definición por penales.

Casi desde el inicio se percibió que el juego de la “Albiceleste” tenía mayor consistencia y otra velocidad que sus oponentes, como si el golpe de la goleada 3-0 sufrida por Chile ante Perú en semis hubiera calado hondo en la "Roja".

Una viveza de Messi fue una muestra de las diferencias entre ambos equipos en el primer tiempo. El creativo del Barcelona ejecutó un tiro libre en su campo con rapidez —incluso la pelota estaba levemente en movimiento— con todo Chile distraído. Agüero hizo la diagonal de izquierda a derecha, se hizo del balón y desparramó a Gabriel Arias por el suelo antes de tocar al gol.

Poco después, Alexis Sánchez, lesionado, dejó su lugar a Junior Fernandes. Pero nada cambió en la “Roja”: Eduardo Vargas seguía sin peso arriba, Vidal, en duda hasta último momento, participaba poco y nada en el juego, y la defensa del equipo de Reinaldo Rueda continuaba dormida. Todos, sin ritmo.

Por eso no extrañó que Argentina duplicara su ventaja gracias a los dos cambios que hizo el DT frente al equipo que había perdido 2-0 con Brasil en semis. Giovanni Lo Celso (sustituto del suspendido Marcos Acuña) filtró un pase para Dybala (reemplazante del también suspendido Lautaro Martínez).

El hombre de Juventus, hasta entonces con pocos minutos de juego, aprovechó las dudas de Arias en salir y tocó por encima de su cuerpo.

Con el correr de los minutos, todo parecía encaminado hacia una goleada de la “Albiceleste”, que esperaba ordenada atrás y apostaba a la contra. La “Roja” no ensayaba reacción alguna. Sin embargo, Medel volvió a meter a su equipo en el partido a los 36 en una jugada polémica.

La expulsión de Messi

El experimentado defensor cubrió la pelota hasta que saliera por la línea de fondo, con Messi bregando por quitársela. El argentino empujó levemente al chileno, que reaccionó empujando con su pecho en tres ocasiones a la estrella del Barcelona, quien le plantó cara y resistió a sus embestidas.

El árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar corrió hasta el lugar y le mostró la tarjeta roja a ambos, para sorpresa de Messi y de muchos espectadores.

Fue la segunda expulsión del rosarino con la camiseta albiceleste: la primera ocurrió en su debut en la selección mayor en 2005, en un amistoso ante Hungría, a los 40 segundos de haber ingresado como sustituto. Messi se perderá ahora el arranque de las eliminatorias hacia el Mundial Qatar 2022.

En el complemento poco se modificó. El partido entró en una meseta, solo sacudida por una falta de Lo Celso a Charles Aránguiz sobre la línea del área. El árbitro no la cobró en primera instancia, pero cambió su fallo a instancias del VAR. Vidal le pegó fuerte y al medio, engañando a Franco Armani, quien voló hacia su izquierda.

El descuento de Chile puso signos de interrogación sobre el resultado hasta el final, aunque siempre Argentina estuvo más cerca de aumentar que su rival de empatar. Ya con Ángel Di María en cancha como socio de ataque de Agüero, el jugador del Manchester City dilapidó un par de chances muy claras.

Te podría interesar:

Perú fulmina al bicampeón Chile, jugará la final de la Copa América con Brasil

Brasil le gana a Argentina y se convierte en finalista de la Copa América