SECCIONES DENoticias

Se paralizan las obras de una escuela construida en un cementerio

Lorena Cuevas Solagaistua Lorena Cuevas Solagaistua

06 de abril de 2018, 15:04 hrs

Imagen, Depositphotos
esqueleto

Continuarán trabajando hasta que identifique al menos a 10,000 de las 38,000 personas sepultadas. Imagen: Depositphotos

Los trabajos de construcción de una escuela en el vecindario de Dunning se han ralentizado ante la posibilidad de que en subsuelo haya restos humanos debido a que miles de personas fueron enterradas en ese lugar durante décadas.

El proyecto de construcción que tiene más de 15 años y que supone una inversión de 70 millones de dólares, se llevará a cabo en el lugar donde se sepultaron niños y niñas pacientes de una enfermería, de un asilo de pobres, un manicomio y un hospital de tuberculosis, así como a víctimas del Gran Incendio de Chicago de 1871 y veteranos de la Guerra Civil.  En total se calcula que 38,000 personas fueron enterradas en ese lugar en tumbas sin nombre ya que eran demasiado pobres para pagar el costo del funeral o eran cuerpos no reclamados por nadie.

Barry Fleig, genealogista e investigador de cementerios comenzó a estudiar la zona en 1989 y a pesar de que en su momento declaró que era un lugar espeluznante lleno de cadáveres por todas partes, en la actualidad afirma que está “casi seguro”, que no hay ataúdes enterrados debajo de los terrenos escolares propuesto, lo cierto es que durante los proyectos de construcción previos al campus se han descubierto restos humanos diseminados en el lugar.

Retiran lápidas y duermen dentro de tumbas en cementerio de Mill Road

En 1989 y 1995,  cientos de cuerpos fueron desenterrados en el vecindario de Dunning por trabajadores que estaban construyendo viviendas unifamiliares e instalando líneas de alcantarillado en 1989. Los cadáveres fueron retirados, catalogados y analizados en el laboratorio, y vueltos a enterrar en el cementerio de Oak Park en pequeños ataúdes.

Fleig, de Phoenix, presidente del cementerio de la Sociedad Genealógica de Chicago, creó una base de datos con 7,000 nombres de personas que fueron enterradas en Dunning e hizo público el proyecto en 2014. Fleig afirmó que continuará trabajando hasta que identifique al menos a 10,000 de las 38,000 personas sepultadas y declaró que “estas personas fueron olvidadas en la vida y no deberían ser olvidadas en la muerte".