SECCIONES DENoticias

Juez falla a favor de padres: su hijo de 30 años se debe mudar

Azteca América Azteca América

23 de mayo de 2018, 08:10 hrs

Si bien es cierto que un hijo siempre será el “pequeño” de papá y mamá, no es mentira que siempre hay una edad en la que un joven debe partir de la casa de sus progenitores para independizarse y crear una vida como individuo… Al parecer, Michael Rotondo, un millennial de 30 años no lo comprende.  Pese a cinco avisos que recibió, se rehusa a dejar la casa de sus progenitores. 

Christina y Mark Rotondo de Camillus, padres del joven neoyorquino, no solo le dejaron cinco avisos (el primero emitido en febrero pasado), sino dinero en efectivo para que éste pudiera buscar un apartamento. Pero… el chico no se mudaba. 

El drama familiar de Nueva York finalmente se convirtió en tema judicial y un juez falló el pasado martes a favor de los padres y ordenó a Michael Rotondo que se fuera después de tener una habitación a su disposición durante ocho años. 

Los padres alegaron que el adulto no participa en los gastos de la familia ni ayuda en la limpieza, ni manutención de la vivienda.

La pareja insistió en decir que le envió cinco notas a Michael indicándole que había sido desalojado, pero él hizo caso omiso.

Michael debate que debió ser avisado con seis meses de anticipación.  

Hombre acusado de matar al hijo autista de su novia buscó "técnicas de tortura" antes de asesinarlo

"Solo quería una cantidad de tiempo razonable para desalojar, teniendo en cuenta el hecho de que realmente no estaba preparado para mantenerme en el momento de los avisos", dijo el joven, según información de CNN

Sus padres, quienes comenzaron el proceso judicial a principios de mayo, dieron pruebas a las autoridades de los cinc avisos por escrito que le hicieron llegar a su hijo. 

"Después de una discusión con su madre, hemos decidido que debe abandonar esta casa de inmediato. Tiene 14 días para desalojar. No se le permitirá regresar. Tomaremos las medidas necesarias para hacer cumplir esta decisión", es lo que dice el primer aviso, entregado a Michael el pasado 2 de febrero. 

Poco después de este aviso, sus padres decidieron buscar un abogado y entregaron otro aviso el 13 de febrero, lo que le otorga a Michael 30 días para mudarse o comenzarían los procedimientos de cumplimiento. Cinco días más tarde, en otra nota, los padres ofrecieron algunos consejos y le dieron a Michael la cantidad de 1,110 dólares como apoyo. 

Sin embargo, el treintañero hizo caso omiso a los avisos. Así, el 5 de marzo, sus padres le recordaron que tenía hasta el 15 de marzo para mudarse, según los documentos del proceso legal. 

Actualmente Michael está desempleado y se encuentra en un litigio legal con Best Buy. La compañía indica que lo despidió por que el hombre de 30 años de edad aseguró que no podría trabajar los sábados.

El quinto y último aviso del 30 de marzo le ofrece a Michael algunas opciones para sacar su vehículo averiado de su propiedad, y en todas las opciones que sus padres ofrecen su ayuda económica para pagar las reparaciones. Esto a sabiendas de su desempleo.

Sin embargo, ni las atractivas ofertas ni las notas de sus padres surtieron efecto. Fue un procedimiento de expulsión lo que pidieron sus padres frente al tribunal de Nueva York

El hijo de los Rotondo solicitó al tribunal que desestime la solicitud. Su petición fue rechazada. 

Durante la audiencia del martes, Michael se representó a sí mismo e insistió en alegar que sus papás no le dieron el tiempo suficiente para mudarse. 

No obstante,  el juez de la Corte Suprema del estado de Nueva York, Donald Greenwood, no estuvo de acuerdo con Michel.  

"Estoy concediendo el desalojo. Creo que el aviso es suficiente", dijo Greenwood

Tras el veredicto, el joven dijo a los periodistas que planea apelar el caso y aseguró que el fallo es "ridículo". 

Revelan video de arresto de estudiante en Colorado que se hizo viral