SECCIONES DENoticias

Tras padecer cáncer y pasar por una mastectomía, esta mujer logró amamantar a su bebé

Marianna Fierro Marianna Fierro

29 de agosto de 2018, 19:16 hrs

Después de sobrevivir a la etapa 3 de cáncer de mama y una mastectomía, Bo Smith dijo que  amamantar a su hijo recién nacido se siente como un milagro.

La nueva madre, de 32 años, dudaba si alguna vez tendría al bebé con el que siempre había soñado cuando le diagnosticaron cáncer de mama inflamatorio, una forma rara y altamente agresiva de la enfermedad.

Smith fue diagnosticada en febrero de 2015, unos meses después de descubrir un bulto en su seno izquierdo. Si bien era preocupante, pensó que, a los 29 años y sin antecedentes familiares de cáncer de mama, era solo un quiste.

"Luego comencé a ponerme muy enferma  y estaba muy cansada; el bulto pasó de muy pequeño a extremadamente grande, y absorbió alrededor de la mitad de mi seno", dijo Smith, fue entonces cuando se dio cuenta de que algo grave le estaba pasando.

Después de una ecografía y una biopsia, los médicos le dijeron a Smith que tenía un carcinoma ductal infiltrante en etapa 3. Pero cuando fue al Anderson Cancer Center en Houston para recibir tratamiento, se enteró de que en realidad era cáncer de mama inflamatorio, una forma mucho más rara. 

"No había nada a lo que los doctores pudieran apuntar, así que simplemente dijeron, vamos a poner a prueba varios medicamentos, y veremos si funcionan, básicamente: crucemos los dedos", platicó.

Expertos quieren dejar llamar "cáncer" a ciertos tumores

El cáncer de Smith era tan agresivo que un nuevo tumor crecía casi a diario, por lo que los médicos inmediatamente iniciaron con la primera de las 16 rondas de quimioterapia y en seis tratamientos farmacológicos diferentes. Después de eso, se sometió a una mastectomía para extirpar el seno izquierdo, pero decidió mantener el derecho.

"Tenía un miedo horrible de que entrara en mi pecho derecho, pero al mismo tiempo quería mantener mis senos, porque si existía la posibilidad de que pudiera tener hijos en el futuro, quería poder amamantarlos". Smith fue tranquilizada por sus médicos quienes le explicaron que era extremadamente improbable que el cáncer en su seno izquierdo se extendiera por el lado derecho. 

Después de su mastectomía, Smith pasó por 44 rondas de radiación, dos veces al día, de lunes a viernes, y afortunadamente no tuvo células cancerosas activas al final de la quimioterapia. En febrero de 2016, un año después de comenzar el tratamiento, se enteró de que estaba en remisión.

El sueño de Smith era convertirse en madre, pero tuvo que esperar otros dos años antes de poder intentar quedar embarazada, e incluso entonces, era poco probable que sucediera. Con el cáncer tan agresivo que había sufrido, no pudo preservar sus óvulos antes de comenzar la quimioterapia.

Florida: Aeropuerto ofrece salas privadas a madres lactantes

Gracias a un medicamento oral para alentar el embarazo, Smith se embarazó en dos meses. "Fue impactante", dice ella. "¡Temblé  mucho ese día! Cuando me diagnosticaron pensé que nunca sería mamá. Nunca me imaginé estar aquí en tres años ".

Smith y su prometido James dieron la bienvenida a su hijo, también llamado James, el 18 de agosto, y atesora el tiempo que pasan amamantando.

"Sé que tomé la decisión correcta de mantener ese seno para poder amamantarlo, ahora lo amamantó todos los días, varias veces al día, y  me sorprende que esto realmente esté sucediendo. Que tengo un hijo, que es mío y que lo estoy amamantando".

Smith compartió una foto de uno de sus tiempos amamantando juntos y la publicó en Facebook, donde ahora tiene más de miles de comentarios y más de 6 mil reacciones.

"Ni siquiera esperaba que esa imagen se volviera viral", dice. "Ese fue solo uno de esos momentos que pensé que sería bueno compartir con la gente y mostrar que aún había esperanza".