SECCIONES DENoticias

Exbailarina demanda a ballet de NY por permitir que difundieran fotos de ella desnuda

Marianna Fierro Marianna Fierro

06 de septiembre de 2018, 13:51 hrs

Alexandra Waterbury había estudiado en la academia New York City Ballet  y cuando formó parte de la compañía tuvo un noviazgo con el también bailarín Chase Finlay, sin embargo, esta relación ocultaba demasiados secretos que apenas salieron a la luz.

Ahora la joven, de 19 años, ha llegado a los tribunales demandando a la compañía por haber creado un ambiente en el que se permitió que su expareja compartiera fotos de ella desnuda con sus compañeros, donantes y empleados, sin que hubiera alguna sanción por esa conducta, ya que la misma captura de las imágenes fue realizada a escondidas y sin su consentimiento.

Waterbury, que ahora está haciendo una carrera en el modelaje, y Finlay fueron novios durante un año y fue el pasado 15 de mayo que ella descubrió que su novio la grabó cuando no llevaba ropa y  guardaba esos vídeos y las fotos que tomaba cuando los dos tenían relaciones sexuales para compartirlo con un grupo de personas.

La demanda asegura que la compañía, New York City Ballet, miró hacia otro lado ante la degradación sexual de ella y otras bailarinas. “Condonó, animó, fomentó y permitió un entorno en el que agentes, empleados, donantes, directivos y otros afiliados” abusaron del alcohol, las drogas y las mujeres. De esta manera, explica, se creó una “atmósfera del tipo de una fraternidad” que llevó a sus bailarines a “violar los derechos básicos de las mujeres”.

Waterbury argumenta que decidió presentar esta demanda por la vergüenza y el daño emocional que está sufriendo por el abuso: “Ha sido la peor pesadilla de  cualquier mujer”, refiriéndose a su paso por la célebre compañía de ballet neoyorquina.

La compañía respondió que actuó cuando supo de estas actividades: “Recibimos hace algunas semanas una carta informado de las comunicaciones inapropiadas realizadas a través de mensajes personales de texto y correo electrónico por parte de tres miembros”, explica Charles Scharf, presidente de la academia de danza, en la que señala que la denuncia llegó por parte de alguien externo. Tras investigarla, se  determinó que los tres individuos habían violado las normas de conducta.

Sin embargo, el NYC Ballet también considera que la demanda presentada por la joven bailarina “no tiene sustento” y niega de forma contundente la acusación de que la compañía alentó este tipo de actividad por parte de Finlay y los otros empleados citados. 


Te puede interesar:

Teléfonos Samsung envían fotos a contactos sin consentimiento del usuario

Pensilvania: Policía renuncia tras acusaciones por enviar “selfies” desnudo a mujer