SECCIONES DENoticias

El reciclaje no es la solución ideal para evitar la contaminación

Marianna Fierro Marianna Fierro

28 de septiembre de 2018, 14:34 hrs

Una persona puede ir a su cocina y ¿qué encontrará? en el refrigerador y la alacena, verá bolsas plásticas y paquetes de pasta, arroz, botellas de aceite o de salsa, bloques de queso, envases de leche y jugo, envoltorios de carne y pescado, bolsas de espinacas, cajas de cereal y más. La lista continúa, y eso es en solo una habitación de la casa.

Pero no está mal, porque la mayoría de la gente recicla ¿verdad? O por lo menos eso nos han enseñado, que si solo conseguimos unos cuantos contenedores y separamos nuestros residuos, serán tomados por algunas agradables personas que “mágicamente” harán que la basura  desaparezca sin ninguna consecuencia negativa, pero eso no es verdad.

Reciclar es ignorar el verdadero problema. La vida marina se está extinguiendo rápidamente , el aire está tan contaminado que los límites y los puntos de referencia son cada vez más ridículos , los desastres naturales son más devastadores que nunca y, por supuesto, el planeta se está acercando cada vez más a niveles "desastrosos" de calentamiento global.

Reciclar no es algo que los gobiernos o las organizaciones benéficas hagan por la bondad de sus corazones: es una industria que vale cientos de miles de millones de dólares en todo el mundo. 

Una caída en los precios del petróleo o un cambio en la política ambiental en China tienen el poder de hacer que el reciclaje de plástico sea mucho menos rentable para las empresas que lo hacen, a menudo haciendo que no valga la pena en absoluto.

Como resultado, el 70% del plástico potencialmente reciclable termina en vertederos, en los océanos o se incinera, lo que lleva a la liberación de toxinas devastadoras en el medio ambiente.

El plástico, a diferencia del vidrio o el metal, no se puede reciclar infinitamente, y después de un par de veces se desechará y le llevará siglos degradarse. Una sola botella de agua permanecerá en el planeta de alguna forma por un mínimo de 450 años.

Incluso si el plástico fuera fácil e infinitamente reciclable, todavía se fabrica a partir de petróleo crudo que a menudo se obtiene mediante métodos como el fracking, uno de los procesos más dañinos para el medio ambiente que existen, que producen emisiones de carbono y contaminan las áreas circundantes, lo que pone en riesgo inmediato la salud de las personas. .

Está claro que algo debe cambiar, y no se trata de reciclar. Si se quiere  abordar realmente el impacto devastador del plástico de un solo uso, la respuesta es simple: los gobiernos deben concentrarse en detener su producción por completo.

Los plásticos de un solo uso deberían ser prohibidos inmediatamente, o al menos deberían tener un impuesto y esta medida no es algo radical, por ejemplo, el gobierno británico legisla contra el peligro autoinfligido todo el tiempo. La ilegalidad de la marihuana se basa en la posibilidad de que un minúsculo porcentaje de personas desarrolle problemas de salud como resultado de su consumo, mientras que el tabaco, el alcohol y el azúcar están sujetos a impuestos basados en la idea de que no son buenos para las personas, y algo así debería pasar con el plástico.

Si las ganancias de las corporaciones aumentaran al usar otros tipos de empaque, o ninguno en absoluto, se vería un cambio real en el impacto ambiental de los desechos, ¿no crees?.

También puedes leer: