SECCIONES DENoticias

Agricultores se declararán culpables por fraude en granos orgánicos

Marianna Fierro Marianna Fierro

12 de octubre de 2018, 15:10 hrs

agricultores culpables de fraude por semillas no organicas
agricultores culpables de fraude por semillas no organicas

Estos tres agricultores sabían que el grano en su mayoría no era orgánico porque provenía de campos no certificados o de campos en los que aplicaban pesticidas y nitrógeno. Imagen ilustrativa: Pixabay

Tres agricultores de Nebraska se declararán culpables de comercializar granos de maíz y soja no orgánicos, certificados como orgánicos formando parte de un esquema de fraude multimillonario, según revelaron los fiscales federales el jueves.

Tom Brennan, su hijo James Brennan y su amigo de la familia Michael Potter acordaron declararse culpables del cargo de fraude electrónico

Los fiscales alegan que los tres conspiraron con el propietario de una gran empresa con sede en Iowa para engañar a los clientes de todo el país que pensaban que estaban comprando granos que habían sido cultivados utilizando prácticas ambientalmente sostenibles.

Los tres operaban una granja orgánica en Overton, Nebraska, que fue certificada a través del Programa Nacional Orgánico del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, que requiere que los cultivos se siembren sin el uso de fertilizantes, lodos de depuración y otras sustancias. También cultivaron  en campos que no estaban certificados.

Desde el 2010 hasta el 2017, el trío vendió granos no orgánicos directamente a los clientes y a una compañía con sede en Ossian, Iowa, que se identifica como “JS”, que es propiedad de un co-conspirador no identificado. 

Estos tres agricultores sabían que el grano en su mayoría no era orgánico porque provenía de campos no certificados o de campos en los que aplicaban pesticidas y nitrógeno en violación de las normas del USDA según sostienen los fiscales en documentos judiciales. Cualquier grano orgánico se mezcló con grano no orgánico, haciéndolo todo no orgánico.

Los cargos fueron elogiados por el Cornucopia Institute, un grupo de control de la industria orgánica que ha criticado al USDA por ser demasiado indulgente con los productores que violan sus normas.

Estas violaciones generalmente se manejan a través de la acción de cumplimiento del USDA y pueden traer multas, revocaciones y prohibiciones, aunque los cargos penales federales son raros, dijo el director del grupo, Mark Kastel.

 “Estos problemas a gran escala tienen un impacto en todo el mercado y en la reputación de la etiqueta orgánica. Es realmente muy fortuito que se esté llevando a cabo la acusación”, dijo. 

Las víctimas del fraude orgánico incluyen a los agricultores que compran granos para alimentar a sus animales para que puedan comercializar su carne y leche bajo la etiqueta orgánica y los consumidores que pagan una prima por esos productos, dijo Kastel. Se dice que el fraude en los cultivos estadounidenses es un problema mucho más pequeño que los importados desde el extranjero desde países como Turquía.

El fraude electrónico conlleva hasta 20 años de prisión, pero se espera que los tres enfrenten mucho menos tiempo de prisión según las pautas de sentencia federales.

Te puede interesar: