SECCIONES DENoticias

Tiroteo en Aurora: Asesino no tenía licencia para usar armas, pero sí pistola comprada legalmente

Azteca América | AP Azteca América | AP

18 de febrero de 2019, 09:13 hrs

 

tiroteo ilinois
tiroteo ilinois

Una persona deja una flor en un monumento conmemorativo improvisado afuera de las instalaciones de la compañía Henry Pratt en Aurora, Illinois. Imagen, AP.

En una revisión inicial de antecedentes no se detectó una condena por delito grave, por lo que el hombre que mató a cinco de sus compañeros de trabajo e hirió a otras seis personas en una fábrica en los suburbios de Chicago pudo adquirir el arma.

Meses después, en una segunda revisión a Gary Martin sí se le detectó su condena por agresión agravada en Mississippi que involucraba el apuñalamiento de una exnovia, pero solo se emitió una carta en la que se le indicó que su licencia para portar armas había sido revocada y se le ordenó entregar su pistola a la policía. Todo ello plantea interrogantes sobre qué hace el estado para garantizar que aquellos a los que se les cancela su permiso también entreguen sus armas.

Más de 1,500 personas desafiaron la nieve y una llovizna helada para asistir a un velorio el domingo en honor de las cinco víctimas del tiroteo, entre las que estaban un estudiante universitario en su primer día como becario en la fábrica y un gerente que llevaba años ahí.

El reverendo Dan Hass les dijo a aquellos reunidos afuera de las instalaciones de la compañía Henry Pratt Co. en Aurora, ubicada a 65 kilómetros (40 millas) al oeste de Chicago, que los “asesinatos sin sentido” del viernes habían dejado a las familias de las víctimas destrozadas y de luto.

“Todas estas personas eran relativamente jóvenes... muchas eran muy jóvenes. Nunca conoceremos sus dones y talentos. Sus vidas fueron apagadas muy pronto”, dijo.

Gary Martin no tenía licencia pero sí tenía las armas

Martin, de 45 años, falleció en una balacera con las autoridades el viernes, lo que puso fin a su masacre en la fábrica. Su licencia de armas del estado fue revocada en 2014, señaló Kristen Ziman, jefa de policía de Aurora.

Sin embargo, nunca entregó la pistola Smith & Wesson calibre .40 que utilizó en el ataque. Los investigadores siguen tratando de determinar qué hicieron exactamente las agencias policiales luego de que le revocaron su licencia, agregó Ziman.

Los legisladores de Illinois que apoyan las iniciativas para un mayor control de armas dijeron que Martin pudo quedarse con la pistola debido a un hueco en la ley de 1968 que requiere que los residentes obtengan una tarjeta de Identificación de Propietario del Arma de Fuego (FOID, por sus siglas en inglés) para poder comprar las armas o las municiones. Deben aprobar una revisión de antecedentes, pero la ley no dicta que la policía deba asegurarse que se le quiten las armas al propietario si se le revoca su licencia.

En 2016 se presentó una iniciativa para requerir que la policía acudiera a las viviendas de los propietarios de armas que tengan revocada su FOID y se las incautara, pero fracasó debido a la inquietud de que podría sobrecargar de trabajo a los departamentos policiales, dijo la representante demócrata Kathleen Willis.

Señaló que le gustaría ver que se presente una medida similar otra vez.

“Usemos un poco de sentido común. Si tienes a una persona con un delito grave, obviamente no son los ciudadanos más respetuosos de la ley que van a hacer caso a una carta cuando la reciban y digan: ‘Oh sí, aquí está mi pistola, no hay problema’”, comentó Willis. “Tenemos que tener una supervisión. Esa es la falla más grande en todo el sistema. Le estamos pidiendo a la gente que ya hizo algo malo, que haga algo correcto”.

Te recomendamos:

Alabama: Mueren dos en incendio tras tiroteo con policía

Toma de rehenes de doce horas deja cuatro muertos en Mississippi

Edificio universitario colapsa en San Petersburgo; no hay víctimas