SECCIONES DENoticias

Es oficial: El fenómeno del Niño está de regreso

Diego Torres Diego Torres

19 de febrero de 2019, 14:51 hrs

El fenómeno climático el Niño está de vuelta oficialmente.

El Centro de Predicción Climática de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) anunció el pasado 14 de febrero que el patrón climático del Niño ya entró en efecto. 

“Las condiciones del Niño a través del Pacífico se han agrupado y ahora podemos anunciar su llegada”, informó el vicedirector del Centro de Predicción Climática de NOAA, Mike Halpert.

El año pasado, meteorólogos ya habían predicho que el Niño no sería tan severo como en el pasado, algo que la semana pasada volvieron a informar. “El Niño será débil, lo que significa que no esperamos un impacto importante global a lo largo de lo que resta del invierno y el inicio de la primavera”, agregó Halpert.

Lo que sí es un poco preocupante, es que los climatólogos pronostican que hay un 55% de probabilidades de que las condiciones del Niño permanezcan durante toda la primavera.

Conocer como son las condiciones climáticas del evento cíclico del Niño son de gran importancia, pues con esta información se pueden predecir cuál será el clima a lo largo de Estados Unidos, así como del mundo. Si bien el evento del Niño será débil este año, recientes estudios alegan que el fenómeno del Niño será cada vez más severo.

¿Qué es el fenómeno del Niño?

El Niño es un evento o fenómeno cíclico climático donde el agua marina del centro y este del trópico del océano Pacífico está más caliente que el promedio. Para asegurarse de que se trata del Niño, los científicos tienen que medir la temperatura cada mes, y cada registro mensual lo tienen que comparar con el anterior para tener un promedio. 

Ahora, este registro lo tienen que comparar con las temperaturas del mismo periodo de tres meses ―diciembre, enero, febrero― de los años entre 1986 y 2005, el cual lleva el nombre de Índice Oceánico del Niño. Si el índice está 0.5°C arriba del promedio, se llama el Niño; cuando está 0.5°C más fría, tiene el nombre de la Niña, otro fenómeno similar al Niño.

El Niño  ocurre cuando las temperaturas a lo largo de la región ecuatorial del Océano Pacífico comienzan a calentarse y se desplazan hacia el este a lo largo del ecuador. Este movimiento de agua caliente hacia la costa de América del Sur también coincide con el debilitamiento de los vientos alisios predominantes, lo que desencadena un circuito de retroalimentación entre el océano y la atmósfera.

La energía en este circuito de retroalimentación alimenta las corrientes de chorro y hace que sus trayectorias se desplacen hacia el este e influyan en la trayectoria de los sistemas de baja y alta presión en el hemisferio norte, lo que generalmente genera cambios de temperatura y precipitación en los meses que van de diciembre a febrero.

Origen del nombre del fenómeno climático El Niño

El nombre del Niño obtuvo su nombre desde el siglo XVII, cuando unos pescaderos peruanos notaron que la temperatura del agua estaba más caliente días antes de Navidad. Por estar cerca de la fecha de Navidad, le nombraron el Niño, haciendo referencia al Niño Jesús.

Efectos del Niño en Estados Unidos

Durante el Niño, la zona sur de Estados Unidos experimenta un clima más húmedo que el promedio, mientras que el norte es tiene menos tormentas y más templado que usualmente.

Afortunadamente, el evento del Niño en este año será débil, por lo que no tendrán un impacto significativo en el clima. 

Aún no se sabe si el cambio climático o calentamiento global tiene un efecto sobre el Niño, ya que sus patrones han sido muy variados a través del tiempo.

Te interesaría:

En 2019 no sólo nos espera el Niño; también será el año más caliente en la historia humana

Hay 65% de probabilidades de que se forme El Niño y dure toda la primavera de 2019 (y sí, es por el cambio climático)