SECCIONES DENoticias

Someten a cesárea forzada a niña de once años que pidió aborto tras ser violada por su abuelo en Argentina

Diego Torres Diego Torres

28 de febrero de 2019, 09:04 hrs

reuters
Una mujer protesta a favor del aborto legal. Imagen, Archivo.

Una manifestante asiste a una protesta a favor de legalizar el aborto fuera del Congreso mientras que los legisladores debaten sobre un proyecto de ley sobre el aborto en Buenos Aires, Argentina, el 13 de junio de 2018. El cartel dice: "El aborto". Imagen: Reuters

El polémico debate sobre la despenalización del aborto inducido en Argentina escaló esta semana después de que una menor de edad, que fue violada por su abuelo, pidiera un aborto y, debido a la falta de atención urgente y retrasos, tuvo que tener una cesárea para sacar el feto hasta la semana 23 de embarazo.

En Argentina, la ley sólo permite el aborto cuando la mujer fue víctima de violación o la madre corre peligro. Sin embargo, la niña de once años que fue violada por su abuelo, y que dijo a las autoridades desde que se enteró del embarazo que no quería tener al bebé ― “Quiero que saquen esta cosa que el viejo me puso adentro” ―, tuvo retrasos en su solicitud debido a problemas legales y después porque los doctores se oponían.

Después de cinco semanas en que se tardaron en aceptar la solicitud, otros doctores rechazaron hacerla. Cuando finalmente unos médicos aceptaron realizar el aborto, la menor de edad ya tenía 23 semanas, por lo que tuvieron que hacer una cesárea, porque señalaron que un aborto en ese tiempo de gestación era muy peligroso.

Los médicos dijeron que removieron el feto, y que éste se encuentra aún vivo, pero que tiene muy pocas probabilidades de sobrevivir.

Causas del retraso para obtener el permiso de aborto

Los retrasos se debieron a que la abuela, quien tenía la tutoría legal, no podía dar el consentimiento del aborto, debido a que estaba casada con el violador. La madre, que había consentido, no tuvo la carga legal suficiente para que las autoridades la tomaran en cuenta debido a que la había dejado al cuidado de la abuela. Más tarde, cuando adquirieron el permiso del aborto, el siguiente obstáculo que tuvo la familia fue que los doctores se rehusaron a realizar el aborto debido a creencias personales.

Hasta el pasado martes, después de que las autoridades de salud ordenaran al director de un hospital seguir la decisión de la familia, y que se “intentará salvar las dos vidas”, el hospital accedió.

Sin embargo, más tarde, la familia dijo que no se había hecho ninguna mención sobre salvar las dos vidas. De acuerdo con los documentos de la corte, los doctores también dijeron que sólo hicieron la cesárea porque un aborto a esas alturas del embarazo sería muy peligroso.

Grupos de derechos humanos consideraron culpables en primer lugar a las autoridades de salud del estado de Tucumán.

Este hecho provocó que el debate en torno al aborto en Argentina se incendiara. En agosto del año pasado, Argentina estuvo en el ojo de todos los medios debido a que el Senado argentino no aprobó pasar una legislación, que ya había sido aprobada en la Cámara de Diputados, que despenalizaría el aborto inducido. La nueva norma permitiría que las mujeres pudieran abortar hasta la semana 14 de embarazo, pero debido al rechazo de los senadores de mayoría conservadora, Argentina se quedó con una ley del aborto que data de 1921.

Te interesaría:

Senado rechaza despenalización del aborto y deja a Argentina con ley de 1921

Argentina: Muere la primera mujer por aborto clandestino tras rechazo a legalización

Roger Waters cierra gira en Argentina y se pronuncia a favor del aborto legal