SECCIONES DENoticias

ICE vigila a inmigrantes a través de las matriculas de sus autos

Jimena Barragán Jimena Barragán

17 de marzo de 2019, 09:19 hrs

ice
Gracias a una serie de documentos se detallan las técnicas, operaciones y objetivos de las redadas en las que planearon detener a 8,400 personas en una semana. Imagen: Archivo

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estado Unidos. Imagen: Wikimedia Commons.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estado Unidos vigila a los inmigrantes por medio de un sistema de seguimiento de las matrículas de sus automóviles, denunció la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU). 

Los documentos adquiridos por ACLU muestran que ICE obtuvo acceso a una base de datos con información sobre la placa de matrícula recopilada en docenas de condados en Estados Unidos, información que ayudó a la agencia a rastrear las ubicaciones de las personas en tiempo real. Los correos electrónicos revelaron que la policía también proporcionó (ilegalmente) información sobre el conductor a los oficiales de inmigración que solicitaron los detalles; ACLU dijo que parecían violar las leyes locales y las propias reglas de privacidad de ICE.

Vigilar y compartir datos sobre los inmigrantes es ilegal

Te recomendamos: ICE al descubierto: firmas falsificadas para detener inmigrantes ilegalmente y espionaje en ciudades santuario

Los archivos, que la ACLU obtuvo a través de una solicitud de registros, han generado nuevas preocupaciones sobre el monitoreo de los inmigrantes por parte de Ice y la forma en que la policía local ayuda a la agenda de deportación de la administración Trump .

Los archivos gubernamentales a los que tuvo acceso ACLU muestran que unos 9,000 agentes del cuerpo tienen acceso a una base de datos masiva gestionada por la compañía Vigilant Solutions en la que se vuelca información sobre los movimientos de vehículos mediante la identificación de sus matrículas.

Estos datos (compilados, por ejemplo, en zonas de estacionamiento) permiten al ICE hacer un seguimiento de las actividades diarias de los inmigrantes, y la agencia gubernamental pagó 6.1 millones de dólares a Vigilant Solutions para lograr acceder a ellos. 

ACLU publicó miles de documentos que muestran tanto el contrato con Vigilant Solutions como los acuerdos con las policías locales, y que fueron obtenidos mediante una demanda en base a la Ley de Libertad de Información (FOIA) presentada en mayo de 2018.

Te recomendamos:

Eliminar ICE, el movimiento que hasta los agentes apoyan

Revelan abusos sexuales a miles de menores migrantes en albergues de EEUU

EEUU vigiló a reporteros y activistas vinculados con caravanas migrantes