SECCIONES DENoticias

Expresidente de Brasil, Michel Temer, fue arrestado al ser acusado de corrupción

Azteca América | AP Azteca América | AP

21 de marzo de 2019, 15:47 hrs

corrupción
michel temer
Temer está acusado de recibir sobornos de una empresa constructora. Imagen: AP

El expresidente brasileño Michel Temer fue arrestado el jueves, el implicado más reciente en un enorme caso de corrupción que remece a Brasil y no da señales de detenerse.

La fiscalía de Río de Janeiro dijo en un comunicado que el juez Marcelo Breitas emitió la orden de detención para Temer, así como para Moreira Franco, un exministro y estrecho aliado del exmandatario, y otras ocho personas.

La constructora Engevix pagó sobornos a Temer a cambio de un contrato para construir una central nuclear en la ciudad de Angra dos Reis, en el sur del estado de Río de Janeiro, dijeron los fiscales.

Uno de los ejecutivos de Engevix dijo a los fiscales en una declaración de acuerdo de culpabilidad que pagó más de 300.000 dólares en 2014 a una compañía propiedad de un asociado cercano de Temer, el coronel Joao Baptista Lima Filho. También se dictó una orden de detención contra Lima Filho.

Globo Televisión transmitió imágenes del expresidente escoltado por policías en Sao Paulo, la ciudad donde reside. Imágenes tomadas desde un helicóptero mostraron a Temer bajando de un auto en un aeropuerto, presumiblemente para ser transportado a Río de Janeiro para su procesamiento.

El partido de Temer, el Movimiento Democrático Brasileño, calificó el arresto de "caprichoso".

"El MDB espera que la justicia restablezca las libertades individuales (y) la presunción de inocencia", añadió.

El juez Breitas supervisa una parte --la que corresponde a Río-- de la gran investigación de sobornos a políticos y funcionarios públicos. Desde su inicio en marzo de 2014, la llamada investigación Autolavado ha enviado a la cárcel al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, además de prominentes empresarios y políticos.

Temer, que era vicepresidente, accedió a la presidencia en 2016 después del juicio político y destitución de la presidenta Dilma Rousseff por mal manejo del presupuesto federal.

Desde el inicio, el gobierno de Temer y el mismo mandatario se vieron afectados por una serie de escándalos.

Los fiscales lo acusaron de corrupción en tres ocasiones. Por ser un presidente en ejercicio, sólo podía ser juzgado si lo aprobaba la cámara baja del Congreso por mayoría de dos tercios. En dos ocasiones, Temer obtuvo los votos suficientes para evitar el juicio y su período finalizó antes de que la tercera acusación llegara a votación.

Al dejar el cargo el 1 de enero, Temer perdió la inmunidad parcial de la que gozaba.

Preguntado en diciembre sobre los casos pendientes en su contra, Temer dijo que no estaba preocupado y que no creía que lo detendrían.

Te interesaría:

Exgobernador de Rio admite haber sido sobornado

Brasil: Corte suma condena de trece años a la que ya cumple el expresidente Lula