SECCIONES DENoticias

Pese a un grave cáncer de mamá, mujer se convirtió en sostén de sus tres hijos y su marido, con cáncer de colón

Julieta Ruiz Julieta Ruiz

02 de abril de 2019, 14:36 hrs

La historia de Jamil Rivers y su familia es increíble: Aún después de ser diagnosticada con cáncer de mama en etapa 4, la mujer tuvo que continuar trabajando, al pendiente de sus tres hijos y cuidando de su marido, quien padece cáncer de colón en primera etapa.

Según el testimonio de la propia Jamil a People, tenía 39 años cuando el diagnóstico llegó.

“Fuimos muy activos, siempre haciendo algo. Tengo una gran familia muy unida y nos encanta viajar. Acababa de cambiar de trabajo y nos mudamos a una nueva casa… Luego a mi esposo se le diagnosticó cáncer de colon en etapa uno. Me convertí en su cuidadora”, dijo Jamil a People.

El terrible diagnóstico de cáncer para su esposo, llegó unos meses después para ella. 

Fue en el invierno de 2017 cuando los Rivers enfermaron. “Teníamos resfriados y tosíamos, pero el mío nunca desapareció”, agregó Jamil.

Entonces la mujer acudió al médico para saber sobre su padecimiento, agregando que tenía un dolor “como un pellizco” en el costado derecho de su cuerpo. 

El médico le recetó antibióticos, sin embargo, pidieron un ultrasonido debido a una apendicitis que se presenta comúnmente en su familia, y fue así como descubrieron lesiones en el hígado.

“No tenía otros síntomas ni otro dolor, pero las pruebas adicionales demostraron que tenía cáncer de mama metastásico "de novo" en etapa cuatro. Fue la noticia más impactante de todas”, dijo Jamil.

El cáncer se extendió por el hígado, bazo, ganglios linfáticos, pulmones, huesos, abdomen y pecho. ""¿Quién va a cuidar a nuestros hijos?" Eso fue lo primero en lo que pensé en medio de mi devastación. Pero después de eso, me di cuenta de que tenía que sobrevivir para ellos; Tengo que estar aquí para ellos. Quería que mis hijos supieran que hice todo lo posible para poder estar aquí para ellos. Tuve que procesar mi diagnóstico para poder centrarme en mi salud”, añadió.

Aún con su enfermedad, tenía que seguir trabajando por la cobertura médica que necesitaban ella y su marido

Y es que tras el diagnóstico de su marido, Jamil se convirtió prácticamente en el sostén de su familia; no solo cuidando de todos ellos y obteniendo los ingresos necesarios para sobrevivir, sino que también gracias a su trabajo de tiempo completo, la familia cuenta con una cobertura médica, la cual necesitaban forzosamente dado el diagnóstico grave de ambos.

“Soy el sostén de la familia y todos son también mis beneficiarios. Era imperativo que mantuviera mi trabajo y lo hiciera bien en mi trabajo para poder continuar cuidándolos”, escribió Jamil.

Entonces, la mujer decidió comenzar de inmediato con las quimioterapias. Se sentía cansada y sus hijos tuvieron que enfrentar la caída de su cabello; pero Jamil no se detuvo nunca. Batalló con los efectos secundarios de la quimioterapia y aún así, siguió al pendiente de sus hijos, sus actividades escolares y la salud de su marido.

“Ahora, mi esposo está en recuperación. Y después de diez meses, mis tumores se han reducido hasta el punto en que son de tamaño microscópico, por lo que no se pueden ver en una exploración. Sigo trabajando, cuidando a los niños y participando en sus actividades escolares. Quiero sumergirme en cada segundo que despierto con mi familia. No me voy a rendir en ningún momento pronto”, concluyó Jamil.

Jamil dijo que contará su historia más a fondo en una serie de cuatro entregas a People.

Te recomendamos:

Alertan por uso de AirPods; pueden causar cáncer

Marcia Cross sobrevive a cáncer anal y quiere acabar con el estigma

Niña de dos años es diagnosticada con un raro caso de cáncer de ovario