SECCIONES DENoticias

Jueces conservadores de la Corte Suprema legalizan la tortura

Andrea Escobar Andrea Escobar

02 de abril de 2019, 23:09 hrs

bucklew russell
Tras 20 años del crimen, la apelación llegó hasta la Corte Suprema que decidió que Bucklew muera sufriendo. Imágenes: AP / Administración Penitenciaria de Missouri
 

En 1997 Russell Bucklew del condado de Cape Girardeau, Missouri, fue sentenciado a muerte por el asesinato de Michael Sanders y el secuestro y violación a Stephanie Ray, su exnovia, con quien Sanders tenía una relación.  

La Corte Suprema local fijó como fecha para su ejecución el 21 de mayo de 2014, pero los abogados de Bucklew apelaron en contra de la sentencia ya que durante el tiempo que el acusado pasó en prisión desarrolló una enfermedad llamada Hemangioma cavernoso que provoca la formación de tumores en las capas externas de la piel. Debido al padecimiento, Bucklew tiene tumores en el cuello, la garganta y la campanilla, lo que le dificulta respirar normalmente, además, las áreas afectadas son muy sensibles y frecuentemente secretan sangre. 

Como sustento para la apelación, se incluyó la opinión del médico Joel Zivot, quien testificó ante la Corte que de ser suministrada la inyección letal a Bucklew, su muerte sería lenta y tortuosa porque sus tumores reventarían y llenarían su sistema respiratorio de sangre, provocándole una muerte por asfixia, lo que implicaría un dolor insoportable. 

Por esta razón, los abogados del acusado solicitaron —con base en dos precedentes de la Corte, Baze vs. Rees y Glossip vs. Gross— que se considerara un método alternativo de ejecución y sugirieron la muerte con gas nitrógeno que le provocaría hipoxia, una falta de oxígeno que lo haría morir mucho más rápido y sin el dolor tortuoso que implica la inyección. 

Desde 1958 la Corte Suprema no había admitido interpretaciones de la Octava Enmienda

La sentencia da fin a 60 años de respeto a la Octava Enmienda —la cual prohíbe al gobierno federal imponer castigos inusuales o crueles— fue resuelta gracias a la mayoría de votos conservadores por parte de cinco jueces de la Corte Suprema, dos de ellos nombrados por el presidente Donald Trump

"Hoy traemos el fin a este caso porque coincidimos con las cortes inferiores que la solicitud del señor Bucklew no está sustentada debidamente por la ley o la evidencia" dijo el juez Neil Gorsuch, resumiendo la opinión de su bancada.

El juez progresista Anthony Kennedy pretendía bloquear la cruenta ejecución de Bucklew en 2018, pero ahora que el juez conservador Brett Kavanaugh ocupó su posición, otorgó el voto decisivo al caso, autorizando la muerte del acusado mediante la inyección letal y sentando un precedente para omitir la Octava Enmienda. 

Ve también:

Tras disculpas de Trump, Kavanaugh, acusado de agresión sexual, juró como juez de la Suprema Corte

Primera sentencia de Kavanaugh en la Corte Suprema no fue la esperada: se suspende ley que restringía abortos en Luisiana

Adiós al control de armas: Corte Suprema podría ampliar Segunda Enmienda a todo el país