SECCIONES DENoticias

EEUU acusa a gobiernos latinoamericanos por caravanas, pero en realidad son uno de los mayores responsables de ocasionarlas

Andrea Escobar Andrea Escobar

05 de abril de 2019, 21:29 hrs

Caravana migrante
La política exterior estadounidense en América Latina ha causado inestabilidad política y ha profundizado la inequidad, lo que se puede ubicar como las raíces de las crisis migrante de hoy en día. Imagen: AP

 Desde el inicio de la Guerra Fría, por el temor del presidente John F. Kennedy a que gobiernos latinoamericanos se sumaran al bloque comunista tras la victoria de la Revolución Cubana, la política exterior estadounidense comenzó a orquestar una serie de intervenciones al sur del continente con la intención de proteger su estabilidad. La premisa fue que ayudando a instaurar gobiernos autoritarios, aliados de Estados Unidos, habría un desarrollo económico más rápido que a través de la democracia y sería mucho más fácil impedir la propagación de una ideología comunista, a su vez asegurando alianzas económicas que favorecieran al comercio estadounidense y dieran cabida a inversiones fructíferas. 

La implementación de estas políticas no resultó como se esperaba. El crecimiento económico se concentró en las manos de las altas esferas de sus regímenes instaurados y sus allegados: los sindicatos y derechos laborales se restringieron para el abaratamiento de la mano de obra, los acuerdos comerciales condicionaron precios bajos para los altos volúmenes de compra, afectando a los productores y las condiciones de sus trabajadores y obligando a la gente a migrar para buscar mejores condiciones de vida. 

Trump culpa a los gobiernos centroamericanos, sin asumir ninguna responsabilidad en el conflicto

La cada vez más poderosa ola nacionalista del país, que se ha apropiado del lema de Donald Trump “America Primero” (America First) retrata la situación de la crisis migrante como un problema que han creado ellos mismos, sin aceptar ninguna responsabilidad como parte activa del conflicto y asumiéndose, al contrario, como un proveedor del que estos se aprovechan. Bajo esta línea discursiva, Trump anunció el pasado 30 de marzo que cesaría los apoyos otorgados a los países conocidos como el Triángulo Norte de CentroaméricaEl Salvador, Guatemala y Honduras— de los cuales dependen cientos de programas sociales de los que se benefician jóvenes en situación de riesgo de ser reclutados por pandillas; otros se enfrentan a la violencia de género, dando alternativas y brindando apoyo a las víctimas; y, apoyando la educación. 

De acuerdo con una entrevista de The Associated Press a Adriana Beltrán, especialista sobre Centroamérica en la Oficina en Washington para América Latina: “Dejar sin recursos programas importantes, propiciará a la larga más migración, más inseguridad, más corrupción y más impunidad en estos países”. 

La amenaza del presidente también se da en un contexto en el que ha prometido conseguir a como dé lugar los fondos para la construcción del muro fronterizo, su principal promesa de campaña, que según él será la solución más eficaz para proteger al país del tráfico ilegal de drogas y personas, aunque ninguna evidencia lo respalde.

Ve también:

Trump aumentará la migración al eliminar la ayuda a países centroamericanos: Expertos

Fox News, el canal favorito de Trump, dice que El Salvador, Guatemala y Honduras son "tres países mexicanos"

México se prepara para contener caravana de 20,000 personas