SECCIONES DENoticias

Policía arresta a sospechoso de incendios en tres iglesias afroamericanas de Luisiana

Azteca América | AP Azteca América | AP

11 de abril de 2019, 08:11 hrs

Bomberos e investigadores de incendios responden a un incendio en la iglesia baptista Mt. Pleasant en Opelousas, Luisiana, el jueves 4 de abril de 2019. Imagen: AP
Bomberos e investigadores de incendios responden a un incendio en la iglesia baptista Mt. Pleasant en Opelousas, Luisiana, el jueves 4 de abril de 2019. Imagen: AP

Las autoridades en Luisiana arrestaron a una persona en relación con incendios sospechosos en tres iglesias negras del estado, indicó el fiscal federal David C. Joseph.

El sospechoso está bajo custodia del estado, señaló el fiscal el miércoles en la noche, afirmando que los agentes federales apoyan a las víctimas de “estos actos despreciables”. Para el jueves estaba previsto celebrar una rueda de prensa en la comisaría de St. Landry Parish.

El primer incendio se declaró el mes pasado en la iglesia bautista de St. Mary en Port Barre. Días después se produjeron fuegos en otras dos iglesias bautistas de Opelousas, la Greater Union y la Moun Pleasant. Las tres eran edificios de más de 100 años con feligreses en su mayoría negros.

Las iglesias estaban vacías

Los recintos estaban vacíos cuando se declararon los incendios y nadie resultó herido. El jefe de bomberos H. “Butch” Browning dijo que los tres fuegos eran sospechosos.

En la investigación participan además el FBI, el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos y muchas personas de agencias estatales en Luisiana.

El reverendo Harry Richard de la iglesia Greater Union Baptist Church, dijo al diario Advocate la semana pasada que él no quería que la gente se atemorizara o adelantara conclusiones mientras los investigadores hacen su labor.

“No sé quién lo está haciendo o por qué, pero no quiero ser el que traiga a colación el tema de la raza”, agregó.

Te interesaría:

Autoridades investigan incendios en autos Hyundai y Kia

Incendio forestal arrasa 10,000 acres en Nueva Jersey