SECCIONES DENoticias

Empresario reclutó a albañiles en Tijuana para trabajar y los sometió a condiciones de esclavitud en California

Julieta Ruiz Julieta Ruiz

16 de abril de 2019, 16:20 hrs

esclavitud job htorres hernandez
Imagen proporcionada por el Departamento de Justicia

Job Torres Hernández, un empresario hispano, enfrenta una larga condena en prisión después de que reclutara albañiles en Tijuana para llevarlos al norte de California, en donde los sometía a condiciones de esclavitud.

Torres es propietario de Silvery Towers y varias empresas de construcción en el norte de California

Las condiciones precarias de los albañiles

Según información de la Fiscalía federal publicada por CBS, los trabajadores eran reclutados a través de anuncios clasificados en Tijuana en donde les ofrecía empleo con los únicos requisitos de tener visa y ganas de trabajar.

La nota exclusiva, publicada por Univisión, destaca que los interesados en el empleo viajaban por tierra desde Tijuana hasta la ciudad de Hayward, en la Bahía de San Francisco, y una vez ahí, los albañiles dormían en condiciones precarias, con sanitarios sucios y almacenes utilizados como dormitorios, los cuales no contaban con servicio de agua potable.

De acuerdo con documentos judiciales, los trabajadores tenían “acceso limitado” a sanitarios y duchas.

Hasta el momento, las investigaciones apuntan a que Torres Hernández se aprovechó de los empleados entre mayo de 2015 y agosto de 2017, cuando fue arrestado en un operativo.

El juicio contra Job Torres Hernández

Durante el juicio contra el empresario, varios de sus empleados han testificado y alegado que incluso se les hizo trabajar sin descanso hasta por 24 horas seguidas.

Entre los testimonios, dados a conocer por San Francisco Chronicle, destacan los de varios hombres que aseguran que Torres Hernández los amenazaba con hacerle daño a su familia, e incluso con enviarles a la migra.

Además, durante el juicio los fiscales presentaron una fotografía en donde se observa la cadena y el candado con los que el empresario encerraba a los albañiles dentro de la bodega donde vivían.

Fue a mediados de marzo cuando un jurado federal lo declaró culpable de dos cargos por albergar indocumentados con el fin de obtener ganancia financiera, y por someterlos a trabajos forzosos.

Ahora, Torres Hernández se enfrenta a una condena de hasta 10 años de prisión y una multa de $250,000 dólares por la primera acusación; mientras que por la segunda enfrenta hasta 20 años de cárcel y sanción económica de $250,000 dólares.

Te puede interesar:

Presos de todo el país entran en huelga por condiciones de "esclavitud moderna"

Por video racista, suspenden a fraternidad en la Universidad de Georgia

Los tatuajes que salvaron a estas mujeres de la esclavitud sexual en la Segunda Guerra Mundial