SECCIONES DENoticias

FBI arresta Larry Hopkins, miembro de grupo que secuestra a migrantes en la frontera y los entrega a la Patrulla Fronteriza, y planeaba asesinar a Obama y Clinton

Azteca América | Reuters Azteca América | Reuters

22 de abril de 2019, 14:40 hrs

larry mitchell
Larry Mitchell Hopkins aparece en una foto de la reserva de la policía tomada en el Centro de Detención del Condado de Dona Ana en Las Cruces, Nuevo México, 20 de abril de 2019. Imagen, Reuters

El líder de un grupo armado que ha estado deteniendo a inmigrantes indocumentados que ingresan a Estados Unidos desde México presumió haber estado entrenando para asesinar al expresidente Barack Obama y a Hillary Clinton, según dijo un agente del FBI en documentos judiciales el lunes.

Larry Hopkins, líder del grupo Patriotas Constitucionales Unidos (UCP, por sus siglas en inglés), cuyos miembros armados y vestidos de camuflaje aseguran haber ayudado a funcionarios estadounidenses a detener a unos 5,600 inmigrantes en el desierto de Nuevo México en los últimos 60 días, fue arrestado el viernes acusado de porte de armas.

En documentos judiciales presentados el lunes, el FBI dijo que mientras investigaba al grupo de Hopkins en 2017, varios testigos le acusaron de decir que el UCP estaba planeando el asesinato de Obama, de la excandidata presidencial demócrata Clinton y del inversor George Soros.

UCP asegura que tiene apoyo de la Patrulla Fronteriza

El UCP asegura contar con el apoyo de la Patrulla Fronteriza, en un momento en que la agencia está lidiando con el número récord de familias centroamericanas que está solicitando asilo.

Sus miembros aparecen vestidos con ropa similar a la militar y portando armas en videos publicados en internet en los que ordenan a grupos de inmigrantes –entre los que hay mujeres y niños y, a veces, superan los cientos– que se detengan y esperen a los agentes migratorios.

Críticos como la Unión de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) acusan al UCP de hacer detenciones de manera ilegal y de secuestrar a inmigrantes haciéndose pasar por agentes de la ley.

Hopkins fue arrestado un día después de que la gobernadora demócrata de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, ordenó una investigación del grupo, asegurando en un tuit que "amedrentar o amenazar a familias y gente que busca asilo es absolutamente inaceptable y debe acabarse".

Sitios web de recaudación de fondos como PayPal y GoFundMe vetaron la semana pasada al grupo, refiriéndose a sus políticas, que impiden promover el odio o la violencia, después de que la ACLU y el UCP lo llamaron una "milicia fascista"

El arresto de Hopkins, un "delincuente peligroso"

Hopkins, de 69 años, también conocido como Johnny Horton, fue arrestado en Sunland Park, Nuevo México, por una denuncia federal que lo acusaba de ser un criminal en posesión de armas de fuego y municiones, dijo el Buró Federal de Investigaciones en un comunicado.

Hector Balderas, fiscal general de Nuevo Mexico, describió a Hopkins como "un delincuente peligroso que no debería tener armas cerca de niños y sus familias".

"El arresto de hoy por parte del FBI indica claramente que el estado de derecho debería estar en manos de oficiales de policía entrenados, no de vigilantes armados", sostuvo Balderas en un comunicado el pasado domingo.

Un miembro de la UCP, que se negó a ser identificado, dijo que el grupo está formado por veteranos militares que llevan armas en defensa propia pero que nunca apuntaron con armas de fuego a los migrantes como se ha reportado.

Te recomendamos:

Condado de Nuevo México declara emergencia migratoria

Migrantes de la nueva caravana "no reciben la misma ayuda" que los anteriores