SECCIONES DENoticias

Por primera vez, una distribuidora de fármacos enfrenta cargos criminales vinculados a la crisis de opioides

Azteca América | Reuters Azteca América | Reuters

23 de abril de 2019, 14:28 hrs

 

reuters
Laurence Doud III, el ex CEO de Rochester Drug Company Inc., es escoltado por agentes de la Administración del Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) después de que el Gobierno acusara a Doud de conspirar para distribuir narcóticos ile

El Gobierno de Estados Unidos archivó este martes 23 de abril sus primeros cargos criminales contra un distribuidor de fármacos y ejecutivos de la compañía por sus roles en la epidemia opioide del país. 

Rochester Drug Cooperative Inc. (RDC), uno de los diez distribuidores más grandes de Estados Unidos, acordaron pagar 420 millones y entrar a un acuerdo de enjuiciamiento diferido para resolver los cargos que se hizo de la vista gorda sobre miles de solicitudes sospechosas de opioides como parte de un intento para reforzar sus ganancias.

Laurence Doud, que había sido el jefe ejecutivo de RDC por más de 25 años, fue acusado de dos cargos de conspiración, y según su abogado planea declararse no culpable.

Otro exejecutivo, el jefe de cumplimiento William Pietruszewski, cooperó con los fiscales y se declaró culpable de tres cargos criminales.

Este caso marca un nuevo esfuerzo del Gobierno de Estados Unidos para disminuir el número creciente de adicciones a la oxicodona y a otros analgésicos recetados, los cuales, según autoridades, son consumidos por personas que no tienen una necesidad médica legítima de ellos.

Los opioides, incluyendo los analgésicos con receta y heroína, jugaron un papel en las 47,600 muertes en el país en el 2017, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades.

El acuerdo de enjuiciamiento diferido le permite a RDC seguir operando, mientras es supervisado durante tres años por un monitoreo independiente de cumplimiento, y evitar un procesamiento si cumple con estos términos.

RDC admitió haber violado las leyes federales de narcóticos desde enero del 2012 hasta marzo del 2017 al distribuir sustancias controladas, incluyendo oxycodona y fentanilo, a clientes de farmacias pese a las alertas internas de que serían consumidos inadecuadamente.

De acuerdo con documentos de la corte, RDC entregó más de 1.5 millones de pedidos de sustancias controladas a clientes de farmacias del 2012 al 2016, y reportó sólo cuatro de las más de 2,000 órdenes sospechosas a la Administración para el Control de Drogas).

Te interesaría:

La familia que causó la crisis de opioides y ganó 4,000 millones de dólares en diez años

Aumentan las muertes por opioides en EEUU: DEA

Nueva York registra cifra récord de muertes por sobredosis