SECCIONES DENoticias

Freddy McConnell, el padre que parió a su hijo

Andrea Escobar Andrea Escobar

24 de abril de 2019, 02:07 hrs

seahorse
Jack, el bebé de McConnell, ahora tiene un año. Imagen: Facebook

Freddy McConnell, un periodista transgénero del periódico The Guardian, tenía 30 años cuando decidió que quería cumplir su sueño de ser padre. 

Cuando McConnell nació, fue declarado mujer por los médicos, pero desde muy pequeño sufrió desordenes de personalidad provocados por el hecho de que no se identificaba como niña. Su vida —como la de la mayoría de las personas transgénero— estuvo marcada por abuso escolar por parte de sus compañeros, problemas familiares y una gran presión psicológica hasta que cumplió 25 años y logró comenzar su proceso de transición hormonal para transformar su cuerpo femenino en uno masculino. 

De acuerdo con una entrevista que dio a The Guardian, siempre tuvo la ilusión de tener hijos e incluso consideró embarazarse antes de transicionar, cuando los doctores le informaron que uno de los efectos que tendría su transformación sería la infertilidad, pero se detuvo por creer que sería irresponsable hacerse responsable de la crianza de un bebé estando confundido e infeliz por su identidad de género y prefirió anteponer su salud mental a la ilusión de dar a luz. 

Cinco años después, leyó sobre algunos casos en Estados Unidos en los que hombres transgénero se embarazaban y decidió consultar con médicos las opciones. Una vez que supo que su embarazo era viable, dejó el tratamiento de testosterona y comenzó uno de fertilidad. Su decisión no sólo implicó un enorme desgaste físico sino también emocional, al tener que volver a confrontar las normas y anunciar a su entorno social que sería un hombre embarazado. 

McConnell es alguien reservado e introvertido, pero decidió compartir su historia —desde la fertilización in vitro hasta el nacimiento de su hijo—en el documental Seahorse (Caballito de Mar) producido por la BBC, para traer consciencia a los espectadores sobre las dificultades que atraviesan las personas transgénero y los falsos estigmas que les rodean. 

Uno de sus mayores miedos era ser visto en público durante el embarazo, pero descubrió que la panza de embarazada puede pasar fácilmente como la de un hombre, “si tenía barba, no importaba cómo se veía el resto de mi cuerpo, la gente me identificaba como hombre” dijo en la entrevista. 

Ahora tiene 32 años años y su hijo Jack uno, es padre soltero, y juntos verán salir la película sobre su historia el 27 de abril en el Festival de Cine de Tribeca.  

Ve el tráiler de "Seahorse" AQUÍ 

Ver también:

La historia del hombre trans que dio a luz en Texas

Mujer trans logra amamantar a bebé de su pareja

Bebé nace embarazada de su hermano gemelo