SECCIONES DENoticias

Clarissa Figueroa y su hija, acusadas de asesinar a Marlen Ochoa-López y cortarle el vientre para robarse a su feto

Diego Torres Diego Torres

17 de mayo de 2019, 13:34 hrs

ap
Arnulfo Ochoa, padre de Marlen Ochoa Lopez, acompañado de sus familiares y simpatizantes antes de ingresar a la oficina del médico forense del condado de Cook para identificar el cuerpo de su hija el jueves 16 de mayo de 2019 en Chicago. Imagen: AP

Una madre y una hija fueron acusadas de haber asesinado a Marlen Ochoa-López (también llamada en los medios Ochoa-Uriostegui), adolescente embarazada de 19 años, y de haberle cortado su vientre para sacar a su feto en una casa de Chicago. El novio de la madre fue acusado por encubrimiento de homicidio.

Ochoa-López fue vista por última vez el 23 de abril, día en que se dirigió a una casa en Chicago para recoger ropa de bebé que le regalaría la familia, la cual es la presunta asesina.

Los investigadores encontraron el cable con el que Marlen Ochoa-López fue estrangulada en el mismo contenedor en el encontraron el cuerpo sin vida de la joven, a un lado de la casa de la familia.

Las acusadas fueron identificadas como Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija, Desiree, de 24 años. Ambas fueron acusadas de un cargo por homicidio en primer grado y por agresión agravada a un niño causándole una incapacidad permanente. El novio de Clarisa Figueroa, Piotr Bobak, tuvo un cargo por encubrimiento de homicidio. 

La Policía dijo que Desiree confesó que había ayudado a su madre a estrangular a Ochoa-López.

Hasta el momento, no se conoce con certeza el motivo de la familia para asesinar a Ochoa-López y de robarle su bebé. Las autoridades dijeron que pueden “sólo pueden asumir” que las Figueroa planeaban criar al bebé como suyo.

Las autoridades revelaron que Ochoa-López y las Figueroa ya se habían conocido antes, porque Marlen les había comprado objetos antes.

Esto ayudó a que las autoridades pudieran comenzar a unir las pistas, pues familiares les dijeron que Ochoa-López se había unido a un chat en Facebook. Ahí se dieron cuenta que la difunta había ido a la casa de la familia Figueroa. Cuando estaban ahí, Desiree dijo que su madre acababa de dar a luz a un bebé, pero en realidad se trataba del bebé de Marlen.

Para confirmar la información de Desiree, los detectives se dirigieron al hospital, donde eventualmente supieron la verdad gracias a pruebas de ADN que demostraron que ese no era el bebé de Figueroa, quien, además, negó que Marlen hubiera visitado su casa. 

Más adelante, la policía revisó la casa de Figueroa, donde encontró el contenedor de basura donde depositaron a Ochoa-López, junto con el cable con el que la estrangularon.

Te interesaría:

Marlen Ochoa fue estrangulada en una casa de Chicago; después le cortaron el vientre para sacar a su bebé

Mujeres embarazadas como Marlen Ochoa son asesinadas todos los años en EEUU y sus fetos, robados