SECCIONES DENoticias

Regresan a Reino Unido Trump, protestas masivas en su contra y el globo gigante que lo parodia

Azteca América | Reuters Azteca América | Reuters

03 de junio de 2019, 06:12 hrs

Reino Unido desplegaba el lunes la alfombra roja para Donald Trump, en medio de pompas y banquetes prodigados por la reina Elizabeth II que parecían estar diseñados para distender los comentarios del mandatario estadounidense sobre el Brexit, la política británica y las ambiciones de la china Huawei.

Trump y su esposa, Melania, fueron recibidos por la monarca de 93 años en el Palacio de Buckingham al inicio de una visita de estado de tres días que conllevará todo el protocolo de la realeza: una cena formal con la reina, té con el príncipe Carlos y un paseo por la Abadía de Westminster, la iglesia en la que se ha coronado a los monarcas ingleses durante 1,000 años.

"Estoy deseando ser un gran amigo de Reino Unido, y estoy deseando que llegue mi visita" escribió Trump en Twitter minutos antes de que aterrizara el Air Force One.

Antes de llegar a Londres, Trump se tomó un momento para insultar a su alcalde Sadiq Khan

Pero más allá de las formalidades, el orgulloso e impredecible presidente número 45 de Estados Unidos probablemente atizará la relación con su aliado más cercano, cuya clase política ha estado sumida en el caos durante meses por la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Mientras viajaba hacia la capital británica, el mandatario retomó una vieja rencilla con el alcalde de Londres, Sadiq Khan, —quien dijo el domingo que el país no debería conceder tantas atenciones a Trump— y lo describió como "un perdedor absoluto".

Khan, por su parte, comparó al mandatario estadounidense con los "fascistas del siglo XX".

Reino Unido espera que la visita consolide la denominada relación especial entre los dos países y siente las bases para un acuerdo comercial posterior al Brexit, algo que Trump ha dicho que podría ser resuelto en un futuro próximo.

Regresa el globo del "Bebé Trump"

Pero además de autoridades y miembros de la realeza, Trump será recibido con protestas. 

Una de las más llamativas presencias, y quizás desagradables para el mandatario, será el llamado "Bebé Trump". 

El viernes, las autoridades dieron permiso para que gigante globo anaranjado vuele en las calles de Londres durante la visita de Trump, después de que se recaudaran más de 50,000 dólares para ello.

En su último viaje a Gran Bretaña, Trump evitó Londres, pues era consciente de las protestas masivas en su contra que tendrían lugar en la capital. Pero esta vez será imposible evitar Londres, pues su visita incluye reuniones con distintos miembros de la familia real.