SECCIONES DENoticias

OMS clasifica al "burnout" como una enfermedad oficial diagnosticable

Diego Torres Diego Torres

28 de mayo de 2019, 12:05 hrs

 La Organización Mundial de la Salud clasificó al burnout como un diagnóstico médico legítimo. 

El burnout es un padecimiento por estrés laboral, el cual ya había estado dentro del léxico en la cultura laboral, pero que antes no formaba parte de la terminología oficial sanitaria.

Ahora, con la integración por parte de la Clasificación Internacional de enfermedades o ICD-11, la Organización Mundial de la Salud agregó el padecimiento como una enfermedad diagnosticable.

El síndrome de burnout se encuentra en la sección del ICD-11 sobre problemas relacionados con el empleo o desempleo.

Síntomas del burnout

Según el manual, los médicos pueden diagnosticar a alguien con estrés laboral si tienen los siguientes síntomas, según recoge CNN:

  • Falta de energía o de agotamiento
  • Una distancia mental sobre su propio trabajo, o sentimientos negativos o cinismo con su trabajo
  • Reducción en la eficacia profesional

Antes de dar este diagnóstico, los médicos deben de descartar que el trabajador tenga un desorden de ansiedad o de ánimo.

El fenómeno de burnout ha sido estudiado ya por varias décadas. En 1974, el investigador Herbert Freudenberger inauguró el estudio sobre el tema en un artículo científico, pero es hasta ahora que la OMS agregó la enfermedad de manera oficial.

El síndrome de burnout ya estaba catalogado como una enfermedad por la OMS, pero estaba ubicado en un lugar muy poco concreto, en “problemas relacionados con dificultad en el control de la vida”, según informa El País.

Hasta el 10% empleados estarían afectados por este padecimiento

Expertos estiman que este padecimiento afecta a al 10% de los trabajadores, y en sus formas más severas al 2% y el 5%.

La nueva clasificación plantea una diferenciación entre la depresión y la ansiedad. El doctor Antoni Balbuena, del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones del Hospital del Mar, explicó que “la diferencia es que los síntomas del burnout son de menor intensidad y se atribuyen al tema del trabajo”. En este sentido, se entiende que cualquier diagnóstico se limita a ambientes laborales.

La nueva clasificación entrará en vigor hasta el 2022. 

Te interesaría: