SECCIONES DENoticias

Después de que Trump llamara a Trudeau "débil" y deshonesto", Pence dice que la relación EEUU-Canadá “nunca ha sido más fuerte”

Azteca América I AP Azteca América I AP

30 de mayo de 2019, 22:22 hrs

pence y trudeu
El primer ministro canadiense Justin Trudeau recibe al vicepresidente estadounidense Mike Pence en sus oficinas en Ottawa, el jueves 30 de mayo de 2019. Imagen: AP
  

La relación entre Estados Unidos y Canadá “nunca ha estado más fuerte”, declaró el jueves el vicepresidente estadounidense Mike Pence, menos de un año después de que una disputa comercial enfriara la relación bilateral.

Pence visitó la capital canadiense con la esperanza de impulsar la ratificación del nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

El mandatario Donald Trump levantó recientemente los aranceles a Canadá y México que Estados Unidos había impuesto al acero y aluminio, a fin de eliminar un obstáculo al T-MEC que su equipo negoció el año pasado. Los aranceles fueron un punto de fricción en las relaciones, las cuales alcanzaron su nivel más bajo a mediados del año pasado, cuando Trump se refirió al primer ministro Justin Trudeau como “débil” y “deshonesto” después de la cumbre del G7 celebrada en Canadá.

“El presidente Trump y yo creemos que la relación entre Estados Unidos y Canadá nunca ha estado más fuerte, y que refleja el liderazgo de él y el suyo”, declaró Pence a Trudeau.

Profesor universitario canadiense califica los comentarios de Pence como "ridículos"

Nelson Wiseman, profesor de ciencia política en la Universidad de Toronto, dijo que los comentarios de Pence eran “ridículos”.

Canadá, como los europeos y japoneses, está esperando la salida de Trump, calculando razonablemente que un nuevo gobierno tendrá los pies más en la tierra y será más consistente”, comentó Wiseman. “No espero que Trump vuelva a estar en Canadá como presidente. Hasta ahí llegaron las relaciones fuertes”.

El T-MEC, suscrito en noviembre por los gobernantes de las tres naciones, sustituirá al TLCAN. El nuevo pacto debe ser ratificado por los congresos de cada país, y diversos legisladores en Estados Unidos y Canadá habían amenazado con rechazarlo si no se eliminan los aranceles.

Los demócratas en Washington quieren que se ejerzan de manera más estricta los estándares laborales y se oponen a una cláusula que protege a las farmacéuticas de la competencia. Pence se comprometió a que el acuerdo será ratificado este año.

“Nuestro gobierno trabaja incansablemente con los líderes del Congreso de Estados Unidos para aprobar el T-MEC este verano”, declaró Pence.

Trudeau dijo que las conversaciones con Pence se centraron en el proceso de ratificación del tratado

El mandatario canadiense declaró previamente que también pretendía hablar del tema de los derechos de las mujeres en Estados Unidos, donde varios estados han decretado medidas antiaborto. Pence es conocido por su postura en contra de la interrupción del embarazo.

“Estoy muy preocupado por la situación en torno al retroceso de los derechos de las mujeres que estamos viendo a través de movimientos conservadores aquí en Canadá, en Estados Unidos y en distintas partes del mundo”, dijo Trudeau en la víspera de la reunión.

Trudeau también mencionó la situación de dos canadienses que están detenidos en China.

Beijing arrestó al exdiplomático Michael Kovrig y al empresario Michael Spavor el 10 de diciembre en un aparente intento por presionar a Canadá para que libere a la ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, quien fue detenida el 1 de diciembre a petición de las autoridades estadounidenses.

Durante las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China celebradas recientemente, los estadounidenses plantearon los casos de los canadienses directamente con los chinos luego de que Trudeau presionó a Trump tras un cabildeo considerable de su parte y de otros funcionarios del gobierno de Canadá.

Pence manifestó que Estados Unidos se ha pronunciado enérgicamente sobre los canadienses, pero muchos analistas han dicho que el apoyo ha sido mayormente silenciado.

Trump también amenazó con imponer aranceles sobre los automóviles fabricados en Canadá, en lo que fue una serie de ataques sin precedentes contra el aliado más cercano de Estados Unidos que dejó un sabor amargo.

“Las relaciones de Estados Unidos con Canadá, al igual que con el resto del mundo son, en el mejor de los casos volubles, y en el peor, inestables”, comentó Robert Bothwell, profesor de historia canadiense y de relaciones internacionales en la Universidad de Toronto.

“No somos diferentes a cualquier otro aliado en cuanto a no saber si el gobierno de Estados Unidos nos apoyará o no. Y quién sabe si los aranceles sobre automóviles sean el próximo tema. Así que no, todo lo que significa la visita de Pence es que hoy las cosas parecen estar relativamente tranquilas, pero mañana quién sabe qué pueda tuitear Trump”.

Ve también:

Trump amenaza a México con arancel a todos sus productos para coercionarlo en tema migratorio

AMLO envía carta a Trump tras amenaza de aranceles; critica "medidas coercitivas"

Por su guerra comercial con China, Trump tiene que destinar más millones de dólares a agricultores afectados