SECCIONES DENoticias

Scott Warren enfrentaría hasta 20 años de prisión por dar comida, agua y refugio a migrantes en la frontera

Diego Torres Diego Torres

05 de junio de 2019, 12:36 hrs

ap
Para algunos fiscales el delito de Warren no fue darle agua y comida a los migrantes, sino “proteger” a dos de ellos de la policía. Imagen: AP

Scott Daniel Warren, que dio agua, comida y refugio a migrantes que acaban de cruzar arduamente la frontera a Estados Unidos, podría enfrentar hasta 20 años de cárcel por esta acción humanitaria.

Warren, habitante de Arizona de 36 años, fue arrestado por agentes de la Patrulla Fronteriza el año pasado junto con dos inmigrantes indocumentados —Kristian Pérez (del Salvador) y Arnaldo Sacaria-Goday (de Honduras)—  que acababan de entrar al país.

El arresto ocurrió en enero del 2018, cuando una redada de agentes fronterizos  arrestaron a dos migrantes escondidos en el edificio de un grupo humanitario en Ajo, Arizona.

Los fiscales, al contrario de los grupos proinmigrantes, dijeron que la acción de Warren no se trataba de un trabajo humanitario, sino de un acto conspirativo de proteger a dos personas de las autoridades judiciales.

El abogado defensor de Warren dijo que el activista actuó conforme a la ley mientras hacía su trabajo voluntario para contrarrestar el aumento de muertes de migrantes en el desierto.

Fiscales lo acusan de tres cargos que le darían hasta 20 años de cárcel

Los fiscales acusaron a Warren de tres cargos por transportar, recibir y dar refugio a los migrantes. Con estos cargos, Warren podría enfrentar una condena de hasta 20 años por todos los cargos.

El arresto en enero del 2018 fue parte de la nueva estrategia del Gobierno de Trump, ejecutada por el entonces fiscal general Jeff Sessions, de impedir el cruce de inmigrantes al país. Sessions dio la orden de priorizar casos en que las personas estuvieran recibiendo y dando alojamientos a inmigrantes indocumentados.

Scott Warren es parte de No More Deaths (No Más Muertes), un grupo que se encarga de proveer de medicinas, alimentos y refugio a migrantes que han cruzado el desierto para poder intentar tener una vida mejor en Estados Unidos. La mayoría de los migrantes provienen de Centroamérica, donde muchos de ellos han declarado que huyen de la violencia y la pobreza.

Te interesaría:

Maestra de inglés de Fort Worth pidió a Trump en tuits que sacara a "inmigrantes ilegales" de su escuela

Niños migrantes pasaron hasta 39 horas en camionetas esperando a ser reunidos con sus padres

Inmigrantes, obligados a dormir fuera de las tiendas de campaña en centros de detención de la Patrulla Fronteriza