SECCIONES DENoticias

Impuesto rosa: Las mujeres pagan más aunque ganen menos

Andrea Escobar Andrea Escobar

12 de julio de 2019, 03:57 hrs

Los roles de género tradicionales que dividen al mundo en dos categorías colocan a las mujeres en una posición desventajosa de múltiples formas, una de las más evidentes es la desigualdad económica, que ha sido una de las principales demandas del movimiento feminista desde su concepción.

Esta forma de discriminación es particularmente conflictiva para los activistas del género porque es una pieza fundamental para perpetuar la vulnerabilidad de las mujeres ante los hombres. Un análisis de los ingresos de las mujeres entre 2001 y 2015, el Institute for Women's Policy Research, con sede en Washington, concluyó que los ingresos de las mujeres eran un 51% inferiores a los de los hombres, incluyendo el tiempo sin ingresos.

Las mujeres, el principal "target" de la mercadotecnia

Además de esta importante desventaja, para cumplir con los estándares sociales que se exigen a las mujeres lucir bien, el cuidado de la imagen personal es un requisito y uno muy caro. Según un estudio hecho por la compañía Groupon, los hombres estadounidenses gastan en promedio 22% menos que las mujeres en el cuidado de su apariencia. Aunado a esto, de acuerdo con el Banco Mundial, el 70% de las decisiones de las compras del hogar son hechas por mujeres, lo que está estrechamente vinculado a que las mujeres cargan con la responsabilidad del cuidado del hogar, que es trabajo no remunerado. Estos factores colocan a las mujeres como la principal audiencia a la que la publicidad apunta, porque no sólo serán quienes más gasten en sí mismas, también comprarán para sus familias. 

La mercadotecnia se ha aprovechado de este sesgo en los consumidores creando para la mayoría de los productos del mercado una tasa invisible a la que se le conoce como “impuesto rosa” (pink tax en inglés), una denominación que señala la diferencia de precio entre productos que aunque iguales, tengan un costo mayor por ser diseñados para mujeres. 

Un estudio de 2015 sobre las diferencias de precios por género del New York City Department of Consumer Affairs (Departamento de asuntos del consumidor) comparó versiones femeninas y masculinas de aproximadamente 800 productos, de 90 marcas y 24 tiendas diferentes. Los resultados revelaron que en promedio, los productos marcados para mujeres cuestan 7% más que sus versiones neutrales o masculinas; específicamente, de acuerdo a las categorías que establecieron, las diferencias porcentuales son las siguientes:

  • 13% más en productos de higiene personal
  • 8% más en productos del hogar
  • 8% más en ropa
  • 7% más en juguetes
  • 4% más en ropa para niños

El costo final: casi 1,400 dólares extra al año

pink tax
Los rastrillos de la izquierda muestran un incremento de precio de 3.90 pesos por el solo hecho de ser rosas. Imágenes: Twitter

California fue el primer estado en prohibir la diferencia de precio por género en 1996. Uno de los fundamentos para su prohibición fue el descubrimiento de que las mujeres acaban por pagar un total de 1,351 dólares más al año en este impuesto no regulado. 

En abril de este año, los legisladores Jackie Speier y Tom Reed pasaron un proyecto de ley para su votación en el Congreso titulado Acto de Anulación del Impuesto Rosa (Pink Tax Repeal Act) para prohibir a nivel nacional la discriminación económica por género. 

Ve también:

Brecha salarial, peor de lo que creíamos: Mujeres en EEUU ganan la mitad que los hombres

El feminismo remece Argentina: miles salen a marchar por el cuarto aniversario de #NiUnaMenos

Este Día de la Mujer te puedes (y nos puedes) ahorrar las flores